Síguenos:
Edición digital

Fotos de Luís Lapeña.
Fotos de Luís Lapeña.
Comparte este artículo:

El VI Rallye Todo Terreno de Cuenca inaugura el Campeonato de España en Villar de Olalla

La sexta edición de Rallye en Cuenca vuelve al Campeonato de España de Rallyes Todo Terreno de la mejor forma, inaugurando la competición. Desde el 23 al 25 de octubre se celebra la edición en un año marcado por la pandemia. Entrevistamos a Manolo Plaza y Antonio López Escamilla

23/10/2020 - Lucía Torres
23/10/2020 - Lucía Torres
Comparte este artículo:

A solo un día de la competición la ubicación de la sede de la oficina de la carrera pasa a Villar de Olalla, debido a la suspensión de eventos deportivos con asistencia de público como medida sanitaria en Cuenca. La organización ha sido un desafío en sí y gracias al Club Motor 4x4, el Rallye de Cuenca vuelve a la competición nacional, acompañado de medidas de seguridad contra el Covid19 y algunas novedades.

Por un lado, las principales medidas de seguridad para participantes y mecánicos son la distancia de seguridad de dos metros, la toma de temperatura antes de acceder al parque, el uso de mascarilla quirúrgica y gel hidroalcohólico. También el aforo se limita a 6 personas máximo en autos y ssv (piloto, copiloto más cuatro mecánicos) y a 4 personas en moto o quad (piloto y tres acompañates).

Por otro, las novedades son que no solo habrá coches, sino también buggies, quads y motos. El recorrido atraviesa los paisajes más bellos de las 19 localidades conquenses, en total cerca de 500 km, de los cuales el 50% es inédito y complejo.

Manolo plaza, cuatro veces campeón del Campeonato de España de Rallyes TT y una leyenda en Dakar al haber participado en 13 ediciones, la última junto con su hija, comenta: “Competir en Cuenca siempre me hace muchísima ilusión, correr ante la afición que hay aquí es muy bonito porque toda la gente te anima, lo vive y al correr con mi hija pues mucho más.” Según la experiencia del piloto, Cuenca es una de las provincias de España con más afición por el mundo del motor.

Por ello, se mantiene positivo en cuanto a la asistencia de este año: “Yo creo que la gente está muy animada, es una pena que el viaducto no se hace y que no se van a hacer tramos espectáculos. Pero con lo que hay ahora yo creo que es lo más prudente, es mejor evitar cualquier problema y aglomeración del público”.Aunque Plaza también destaca que no hay riesgo porque el recorrido es muy largo y la gente podrá verlo y disfrutarlo sin generar aglomeraciones.

Sin embargo, Antonio López Escamilla, ganador del Campeonato de España en 2010 afirma que es un año complicado y difícil y añade: “Han quitado algún tramo espectáculo para que no se aglomere gente y que la carrera fluya con seguridad para las personas, pero sí que se notará algo menos de gente porque sí que hay bastante miedo, aunque los que corremos nos da igual que llueva que nieve, que quien quiera correr, se anima y corre”.

Una vida de pura adrenalina

Manolo Plaza y Antonio López llevan la velocidad en los genes, ambos apasionados del mundo del motor. Manolo Plaza cuenta cómo fueron sus comienzos: “comencé corriendo en velocidad con una Ossa, luego de velocidad me pasé a los enduros, luego me pasé a los quads luego comencé, por miedo a tener una fisura o romperme alguna mano, en el tema de decoración y diseñar. Y después pensé en probar a correr en coches y desde el 94 estoy corriendo”

Por su parte, Antonio recuerda que desde niños empezaron a correr en motocross y añade: “La pasión por el mundo del motor la llevamos en las venas porque a mi padre le gustaba muchísimo y luego con el negocio que tenemos de taller estamos entre motores y gasolina. Curiosamente, fue Manolo quien animó a los hermanos Escamilla a probar en el mundo de las carreras y así descubrieron que se les daba muy bien.

Los dos pilotos han participado y ganado en innumerables carreras, aunque sin duda, una de las más especiales para Manolo Plaza ha sido el Dakar 2020: “Muy orgulloso porque nació ella cuando yo estaba en Dakar, la pequña, la mayor tenía meses y para mi siempre he pensado en la ilusión que me haría tener la oportunidad de correr con mi hija. Al final lo he conseguido y ahora tengo otros retos, este año correré con Mónica, pero luego me falta correr con Marta también. Sinceramente, siento muchísima ilusión, yo creo que es de los Dakar que más ilusión me ha hecho llegar a la meta y poder llegar con mi hija”.

Ambos también intentan explicar lo que se siente al correr e ir a tanta velocidad en un deporte caracterizado por su riesgo. Manolo destaca la satisfacción y agradecimiento a su equipo, “ es toda una familia y el objetivo y cualquier éxito lo debemos agradecer a todos ellos”. Confiesa que gracias al trabajo que hay detrás, va confiado y añade: “Yo me subo en el coche y disfruto a cada momento, cada segundo, cada curva voy sonriendo con mi hija y me apasiona y lo hago con ganas”.

Según Antonio López es un sentimiento muy gratificante, “ lo que más ilusión nos hizo fue ganar en 2010 los Montes de Cuenca, más que el Campeonato de España, porque al ganar en tu casa, la gente, todo, aún te llegan los recuerdos”, explica con tono emocionado. “Es un deporte en el que las sensaciones son muy bonitas, la gente, los compañeros, hay un calor y un ambiente muy bueno. Sí que echamos de menos todo eso, compañeros, sensaciones de correr...”

Tras una vida llena de adrenalina, llena de momentos tan especiales, Manolo Plaza recuerda dos muy importantes: “Este año con la llegada al Lago Rosa con Mónica y también, aunque me dio pena, cuando estaba en Mauritania me paró un coche del equipo de la guardia civil y me dijo: ¡Oye Manolo que has sido papá!. Fue el nacimiento de mi hija, no pude estar aquí y esos dos momentos los recuerdo perfectamente”.

Asimismo, Antonio Plaza recuerda con mucho cariño el apoyo de los conquenses en Portalegre, en Portugal: “Estaban ahí la Furia Conquense y cuando vimos allí a gente de Cuenca en una curva y estaban todos tirando confeti, nos llenó mucho porque fueron los primeros años y nos chocó, porque no sabíamos que iban allí. Verlos en Portugal, animándote con una pancarta de Escamilla te llena mucho”.

Carreras como el Rally de Cuenca, con un recorrido de 35 años desde su primera edición, se convierten en un hogar para pilotos como Manolo Plaza y Antonio López, ambos coinciden en que lo mejor del mundo del motor es la cercanía y la familia que se forma.

    PUBLICIDAD
  • Yo me cuido x ti
  • Librería Toro Ibérico
  • Talleres Manchegos
  • Casamayor a domicilio
Síguenos en:

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Saber más Aceptar