27 de Octubre de 2020. Edición digital
Síguenos en:

Imagen principal de la noticia
Foto: Turismo Huete
Foto: Turismo Huete
Comparte este artículo:

Huete, la combinación perfecta de historia, aventura y sabor

Uno de los destinos ideales por su seguridad, su patrimonio y su gastronomía es Huete, a solo 54km de Cuenca y del que pocos conocen toda su historia y variedad de épocas, artes, arquitectura, vinos, quesos, fiestas e incluso alguna leyenda.

11/10/2020 - Lucía Torres
11/10/2020 - Lucía Torres
Comparte este artículo:

Huete, además de su oferta turística, es uno de los pueblos con menos casos de coronavirus de toda la provincia de Cuenca, en la semana del 21 al 27 de septiembre se notificaron dos casos. Francisco Javier Dómenech, alcalde de Huete, explica que cuentan con todas las medidas de seguridad sanitarias. Además del uso obligatorio de mascarillas, han implantado “la limitación de aforo, puestos de hidrogel para las manos y, por supuesto, se han limitado las visitas guiadas y las visitas a las minas de Lapis Specularis”.

Dómenech también valora que los meses de julio y agosto fueran bastante buenos “con un turismo rural que se hacía notar por la gente que estaba en la zona y por la provincia de Cuenca”. Aunque admite que la segunda ola de contagios se ha traducido en cifras más bajas durante el mes de septiembre.

La historia de Huete recorre distintas épocas, culturas y estilos artísticos. Desde los primeros asentamientos en el Paleolítico, pasando por la época romana llamándose Opta, por la musulmana llamándose Wabda, hasta la Reconquista medieval y siglos posteriores. Prueba de su diversidad y belleza es la participación en el programa “El pueblo más bonito de Castilla-La Mancha” de CMM, sobre lo que Dómenech afirma con confianza: “Creo que podemos ser perfectamente el pueblo más bonito de Castilla-La Mancha por la gran variedad de edificios históricos, de monumentos y de patrimonio cultural que tenemos tanto por volumen, como variado”.

No solo tiene historia, sino que Huete mira al futuro con proyectos como la construcción de una hospedería que aprobó la Diputación Provincial y que ahora pueden desarrollar. “Es un proyecto en el cual llevamos trabajando más de 10 años el Ayuntamiento de Huete y la Fundación Huete Futuro”, explica el alcalde. Dómenech también resalta la importancia de la inversión, que asciende a casi tres millones de euros y añade: “Por un lado va a generar riqueza y empleo con 25 puestos de trabajo directos y por otro lado va a ser un salto en la calidad de los servicios turísticos de Huete”. El alcalde estima que podría estar listo para el público dentro de dos años, aunque también admite que los plazos “en la administración son muy difíciles de controlar”.

¿Qué ver y saborear en Huete?

Los conquenses llevan las rutas en su ADN, por lo que nunca puede faltar una. La Ruta de la Vega del Borbotón es la más característica, comienza bajo los chopos del camino que bordea la carretera de la estación y rodea al río del Borbotón, acabando en el parque de la Chopera. Para comer al aire libre en esta zona se encuentra el Merendero del Borbotón, con la ventaja de estar al lado del nacimiento del río. También está el Merendero de Los cosos, a 2,5 km de Huete por la carretera que va a Caracenilla, con columpios y un pequeño parque.

Herencia de la época romana, las minas de Lapis Specularis son otro tesoro único que ofrece Huete. Este complejo de minas es uno de los más grandes y mejor conservados de la Antigüedad en todo el mundo. En la Cueva del Sanabrio, a 9,5 km de Huete, se visitan con reserva previa dos minas: La primera es la Cueva de los Cuchillos, por la forma longitudinal del lapis y la segunda son unas galerías que se unen en un espacio central, ¡para esta segunda mina se necesita casco y linterna! Entre la peculiar iluminación y la sensación de aventura es una experiencia que no puede faltar.

 Fotografía: Ayuntamiento de Huete
Fotografía: Ayuntamiento de Huete

Después de pasear y disfrutar de las vistas de la naturaleza de Huete, toca andar por sus calles y ver el corazón del pueblo: su patrimonio.

De sus monumentos más importantes destaca el Monasterio de la Merced, el cual tiene dos partes muy diferenciadas, por un lado se encuentra el espacio de la Iglesia y por otro la zona monástica, que reúne el Ayuntamiento, la biblioteca, el Centro de la Mujer e incluso museos. También es interesante el Antiguo Monasterio de Jesús y María que actualmente es el Museo de Fotografía de Huete de la Fundación Antonio Pérez.

Monasterio de la Merced. Fotografía: Ayuntamiento de Huete
Monasterio de la Merced. Fotografía: Ayuntamiento de Huete

Una de las Iglesias que destacan del resto es Nuestra Señora de Atienza, de estilo gótico y declarada monumento en 1982. Alberga la Leyenda del Cirio, cuenta que durante los siglos de dominación musulmana, un cirio no dejó de iluminar al Santísimo Sacramento.

Otras iglesias de interés turístico son la Iglesia Santo Domingo de Guzmán, Iglesia de San Pedro y la Iglesia de San Nicolás el Real de Medina.

Fotografía: Ayuntamiento de Huete
Fotografía: Ayuntamiento de Huete

Los edificios más emblemáticos son: La Torre del Reloj, fue construido con la única finalidad de colocar el reloj, aunque también fue la antigua sede del ayuntamiento; El Colegio de los Jesuitas, donde se desarrolló una importante labor educativa al enseñar a leer a los niños de la ciudad.

Pero la lista no acaba aquí, también se puede visitar el Castillo de Huete, conocido por el Castillo de la Luna o la Alcazaba de Wabda, pasear por los restos de la muralla que rodea el casco antiguo y entrar a la calle principal de Huete por la Puerta de Almazán. Admirar los distintos palacios como la Casa Palacio de los Condes de Garcinarro, la Casa de los Linajes, la Casa de los Amoraga o el Palacio Episcopal.

Torre del Reloj. Foto: Ayuntamiento de Huete
Torre del Reloj. Foto: Ayuntamiento de Huete

Aparte del patrimonio, Huete cuenta con seis museos. Reúnen desde cuadros de Picasso y Dalí en el Museo de Arte Contemporáneo Florencio de la Fuente, hasta exposiciones temporales de fotografía en el Museo de Fotografía de la Fundación Antonio Pérez. Aunque para viajar por la memoria del pueblo, el mejor es el Museo Etnográfico de Huete, que muestra cómo vivían, la escuela y el cine que tenían, las labores del campo, etc. Otros museos de interés son el Museo de Arte Sacro, que muestra tejidos, trajes, pinturas, esculturas reflejando la riqueza religiosa del pueblo, el Museo de la Fragua sobre la arquitectura alcarreña y el Centro de Interpretación de las Fiestas de San Juan que enseña el origen y significado de estas fiestas.

Una curiosidad sobre los optenses es la vieja rivalidad entre el barrio de Atienza y el de San Gil. Aunque en la actualidad no hay odio entre los dos barrios, se siguen celebrando fiestas separadas. Los juanistas celebran las fiestas de San Juan Evangelista en el barrio de Atienza el segundo domingo de mayo y los quiterios celebran las fiestas de Santa Quiteria en el barrio de San Gil el tercer o cuarto domingo del mes.

Gastronomía

Otra ruta distinta, pero igual de imprescindible, es pasar del corazón del pueblo al estómago y disfrutar de su riqueza gastronómica.

Hasta el alcalde, Francisco Javier Dómenech, no sabría cuál de todas las especialidades es su favorita: “Una difícil cuestión porque tenemos un queso maravilloso, queso opta y queso de La Ermita, esos pueden ser unos de los más característicos y que, personalmente a mí más me gusta. Tenemos el vino Calzadilla de gran calidad y vendido por el mundo entero y también otros manjares del paladar como pueden ser los zarajos típicos de Huete, los dulces típicos como los Antoñitos y los licores de lavanda que últimamente también están siendo de gran éxito”.

En efecto, destaca la Bodega Pago Calzadillas, su vino posee la calificación de vino de pago, que garantiza que la uva y el vino provengan de un pago, es decir de un paraje o sitio rural con unas características específicas. La empresa organiza visitas, en grupo y para familias, catas y senderismo entre viñedos. Asimismo, la empresa Lavandaña no pasa desapercibida, puesto que produce de forma artesanal el primer licor de lavanda en España y organizan visitas a sus campos para grupos.

La ruta continúa con otras especialidades como el aceite de la empresa Olivares de Altomira, el cual fue elegido como uno de los 10 mejores aceites en todo el mundo en la feria Biofach de 2019. Para probar un queso manchego de calidad, la fábrica de quesos La Ermita está abierta todos los días de 9h a 14h y de lunes a viernes también por las tardes de 16h a 19h. Por último, pero no menos importante, lo más dulce de Huete lo produce la empresa Miel Pósito Real y organiza catas y visitas al Centro de Interpretación de la Miel y al colmenar salvaje.

Hay mucho que ver y saborear en Huete y para disfrutar al máximo, la empresa Cuenqueando organiza tours y visitas guiadas a las minas, degustaciones de vino y queso, rutas y mucho más.

Contenido archivado en:
TurismoHueteProvincia
    PUBLICIDAD
  • Talleres Manchegos
  • Blatex
  • AGE
  • Casamayor a domicilio
Síguenos en:

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Saber más Aceptar