Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

Cuenca recibe con los brazos abiertos la competición en la Hípica

La afición de los conquenses por los caballos ha quedado demostrada en el Concurso Nacional de Saltos, al que han asistido un total aproximado de 6.000 personas y que ha recibido el apoyo de la sociedad e instituciones para salir adelante. Hablamos con el Club Deportivo Cuenca a Caballo, organizador del evento

30/8/2021 - Redacción
30/8/2021 - Redacción
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • El Concurso Nacional de Saltos celebrado en la Hípica en los últimos días ha evidenciado la afición de los conquenses por los caballos. A pesar de la pandemia, el certamen ha podido celebrarse y la ciudad ha acogido su regreso con los brazos abiertos. El Club Deportivo "Cuenca a Caballo" ha formado parte del Comité de Organización y aseguran que “la premura de tiempo con la que se ha realizado el concurso es una de las cosas destacables de este año. No teníamos certeza de que pudiera celebrarse por la situación sanitaria, hasta casi tres o cuatro semanas antes del concurso no se puso en marcha la organización. Hay que destacar la voluntad del Club Deportivo de sacarlo adelante, porque la verdad es que ha sido una maratón”.

    La pandemia no ha impedido que los amantes de los caballos asistieran al Concurso, que se celebró desde el jueves 26 al domingo 29 de agosto, siempre respetando las medidas sanitarias vigentes. En cuanto a los asistentes, tal y como nos cuentan desde el Club deportivo, ha habido “aproximadamente, 1.500 personas por día, en total, una 6.000 personas. Nunca se ha llegado a superar el aforo, no hemos llegado a las limitaciones de aforo ni de lejos, porque era de 3.800 personas en el recinto, y ningún día se ha pasado de las 1.800”.

    Con las restricciones, la asistencia ha sido ligeramente menor a la de otro años, pero tal y como destacan en la organización, “la impresión general es que quizá haya estado un poco menos lleno que otros años, pero en general, nosotros como Comité Organizador pensamos que ha sido un éxito total, que ha habido un gran empuje institucional, tanto de la Diputación como del Ayuntamiento, de los patrocinadores, nuestro y de los jinetes, que han respondido muy bien”.

    Al Concurso Nacional de Saltos han asistido un total de 72 jinetes y 134 caballos, y además, a pesar de ser un certamen nacional, también ha tenido su representación internacional. “Han venido bastantes jinetes portugueses con buenas cuadras. Había ganas tanto por parte de los jinetes como por parte del público de que esto saliera adelante, y remando un poco entre todos ha podido llevarse a cabo”, aseguran desde el Club Cuenca a Caballo.

    El día grande de la competición, en cuanto a asistencia de público, fue el sábado, con unas 1.800 personas, aunque el día del Gran Premio fue el domingo. “Ya desde el primer día nos dimos cuenta de que iba a estar concurrido, porque hubo una buena entrada, contra todo pronóstico, porque el jueves suele ser un día un poco más desangelado, la gente trabaja, etc. El sábado cerramos el aforo en 1800 personas, lo cerramos porque nos daba a nosotros mismos la sensación de que el recinto estaba ya muy lleno, la gente ya no se podía sentar, y aunque teníamos margen suficiente de aforo, decidimos cerrarlo”.

    El punto que más destacan desde la organización es la afición conquense y el acogimiento del concurso. “La expectación ha sido espectacular”, aseguran, “y la afición que tiene Cuenca por los saltos, es una cosa que para los que nos son de aquí es muy llamativa. El silencio con el que se atiende a la prueba cuando se está compitiendo, es una cosa que solo se da en Cuenca”.

    Además, otra de las cosas que han hecho que este año la Hípica tenga aún más mérito es el hecho de que la pista central se encontrara en desuso y requiriera un amplio trabajo de adecuación. “Hace tres semanas, la pista central de la Hípica estaba sin usar y había hierbas grandes, y en estas semanas, se ha acondicionado y mantenido durante los cuatro días de forma sobresaliente, conforme tiene que estar una pista de 3 estrellas, se ha dejado en magníficas condiciones”.

    La competición no ha estado exenta de emoción e incertidumbre. Todos los días ha habido una gran emoción. “Hay muchas series que se han resuelto en el último caballo. El sábado ganó el pequeño gran premio, patrocinado por la Diputación, el conquense Miguel Ángel Fierro, y en el Gran Premio, el 1,40m, se produjo un desempate entre Carlos Calvo, con Azellay, y el Teniente Coronel Ángel Cerdido, con Carpe Diem de Baudry, que fue reñidísimo, y ganó el último caballo”.

    La ganas de que regresaran los caballos a Cuenca se han demostrado en los últimos días. El primer Concurso Nacional de Saltos celebrado en la Hípica conquense tras la pandemia cierra sus puertas con buen sabor de boca y deja evidencias de que, tal y como afirman en el club deportivo, “todo el mundo ha remado a su favor, los jinetes encantados, la organización muy contenta y los patrocinadores e instituciones, también”.

      PUBLICIDAD
    • UCLM
    • Conquense Seguridad
    • Gasoleos Marin
    Síguenos en: