Síguenos:
Edición digital

Fotografía de Celia Ortiz
Fotografía de Celia Ortiz

El cumpleaños de un Bosque de acero sin vida

El pasado 19 de mayo se cumplían 11 años desde que se inauguró el Bosque de acero, una de las obras más polémicas de la ciudad de Cuenca, y que a pesar del paso del tiempo y de intentos fallidos, nunca se le ha dado una función clara y ha permanecido cerrado la mayoría de sus años de vida

Actualizado: 22/5/2021 9:35 - Redacción
Actualizado: 22/5/2021 9:35 - Redacción

Más de 10 años han pasado desde que se inauguró el Bosque de acero para permanecer cerrado gran parte de su vida. Diez años en los que no se ha encontrado una utilizad factible para esta estructura que tan solo ha sido utilizada en ocasiones muy puntuales: algún mitin político, algún concierto e incluso una boda, entre otros escasos eventos. Los 7,7 millones de euros que se invirtieron en la construcción de este recinto han pasado desapercibidos a lo largo del tiempo, al igual que el edificio.

El estudio de arquitectura encargado de su diseño fue el de Rafael Moneo, uno de los exponentes de la arquitectura contemporánea en España, que fue concebido, tal y como se señala en la web del estudio, como un pabellón multiusos que tenía como intención recuperar el paraje natural del río Júcar y el Moscas, que se encontraba “abandonado”, y crear un “lugar de ocio”. Tras varias legislaturas distintas y gobernantes de distinto color político, ninguno de ellos han podido encontrar una utilidad a este Bosque de acero.

Fotografía de Celia Ortiz
Fotografía de Celia Ortiz

En las últimas elecciones, fueron varios los postulantes a la alcaldía los que se comprometieron a buscar una funcionalidad a este recinto. De hecho, fue el pasado año 2020 cuando la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Cuenca anunciaba que se emplearía este recinto para albergar el Paseo del Arte, una vez que hubiera sido acondicionado adecuadamente. Sin embargo, el Paseo del Arte comenzó el pasado abril al aire libre, concretamente, en el paseo del Huécar, por lo que el Bosque de acero continúa cerrado.

El proyecto del recinto se presentó hace 15 años, y supuso un motivo de ilusión para la ciudad. En un principio, el Bosque de acero iba a constar de dos fases. La primera, es la que actualmente se puede ver, es decir, el pabellón; la segunda fase iba a implicar la construcción de elementos naturales en las inmediaciones, como es el ejemplo de un lago artificial. La segunda parte nunca llegó, y el final de la obra concluyó entrando a formar parte de la lista de obras faraónicas de España, que junto a construcciones como el aeropuerto de Ciudad Real o el Palacio de Congresos de Oviedo, se posicionan como ejemplos del despilfarro.

Las últimas noticias relacionadas con el futuro de este recinto es que el Ayuntamiento quiere emplearlo como centro cultural y de ocio, y buscarle una utilidad concreta, que todavía se desconoce, y para la que es necesario acondicionar y reparar los daños ocasionados tras años de inutilidad y actos vandálicos sobre el edificio. Para que un bosque sea bosque, necesita vida, y quizá próximamente, pueda tenerla por fin.

Contenido archivado en:
Bosque de aceropatrimonioConstrucción
    PUBLICIDAD
Síguenos en:
Advertisement