Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

La escritora Altea Cantarero triunfa con su novela "Ogro", ambientada en Cuenca

Su primera novela, que acontece durante los años 60 en la ciudad castellanomanchega, está logrando una gran acogida por la crítica literaria y el público lector, colocando a Cuenca en la cúspide del suspense escrito nacional.

Actualizado: 10/12/2021 18:17 - Redacción
Actualizado: 10/12/2021 18:17 - Redacción

Altea Cantarero se estrena en el mundo de la escritura con una novela plenamente ambientada en la Cuenca de los años 60. Perteneciente al género negro, Ogro está alcanzando un gran reconocimiento en el plano literario, pues fue escogido como ópera prima para su presentación en el Alicante Noir entre más de 50 candidatos y se coló en el Top 20 mejores Libros de Suspense durante más de seis meses consecutivos. Ya pudimos disfrutar de la obra en la última Feria del Libro celebrada en Cuenca, donde compartió su gesta librera con el resto de los autores del stand independiente.

Ogro puede adquirirse tanto en formato físico como virtual y está reflejando una proyección más que exponencial, sobre todo teniendo en cuenta que al ubicarse en Cuenca como escenario principal, engloba literatura, historia y turismo. El toque mágico de la ciudad se vislumbra en su trama, pues el Júcar tiñe el turquesa de sus aguas de rojo al entremezclarse con los ríos de sangre que lloran las víctimas de un asesino con sombra de ogro.

La novela se presenta como el abrir de boca de una trilogía prometedora llamada Trilogía del Ogro: cuentos de viejas, que terminará de conformarse con otras dos entregas. Al amor de la lumbre, la segunda parte, ya ha comenzado a caminar y el último tomo todavía se encuentra en periodo de gestación. Eso sí, las tres, tal como promete Altea, seguirán girando en torno a Cuenca y su encanto como sede principal de las novelas. En cuanto al título, Altea lo tiene claro: pretende revivir el arte de lo popular. “No busco excitar intelectuales con mis novelas. Eso lo dejo para otras y otros, que lo harán con más empeño y mejor oficio que yo. Yo, mucho más humilde, lo que quiero es entretenerme y entretener a quienes disfruten leyéndome, engañar el sueño al amor de la lumbre, escribiendo justamente eso: cuentos de viejas al amor de la lumbre”.

Altea ha arriesgado, apostado y ganado escogiendo el camino de la publicación independiente, demostrando su arrojo. Esperemos ver que pronto puede cumplir su sueño de publicar su segunda novela, con tintes dramáticos, históricos, terroríficos, amorosos y, sobre todo, conquenses.

    PUBLICIDAD
Síguenos en:
Advertisement