Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

El valor y la importancia de jugar con nuestros hijos en casa

Actualizado: 26/5/2022 8:17 -
Actualizado: 26/5/2022 8:17 -

Hola familias:

Llegan fines de semana, puentes, vacaciones, etc y no sabemos a qué podemos dedicar el tiempo libre con nuestros hijos. Por eso, esta semana vamos hablar de los beneficios a la hora de jugar con ellos.

En ocasiones nos encontramos familiares directos que consideran y piensan que es un tiempo perdido, inútil y sin importancia. Sin embargo, según los estudios y los propios especialistas dicen que beneficia de manera muy significativa en los niños, como por ejemplo:

- El juego nos ayuda a tomar decisiones correctas y saludables en nuestra vida, pues estimula nuestro sistema límbico, con gran presencia en todas las etapas de nuestra vida.

- Al jugar, creamos nuestro propio lenguaje emocional, donde aparecen una serie de códigos como; la frustración, euforia, etc. Que nos anticipan y regulan respuestas sociales (saludar, conversar, saber esperar, ayudar a los demás, empatizar en definitiva).

– Recordamos mejor lo que nos emociona, por lo tanto si jugamos con nuestros hijos, siempre tendrán un buen recuerdo de nosotros, de su propia infancia y de los aprendizajes relacionados con la misma.

– Jugando, resolvemos problemas mediante razonamiento y toma de decisiones. Es un gran simulacro para nuestra vida futura vida laboral y familiar.

– Jugar genera curiosidad, está a su vez atención y la atención produce aprendizaje y conocimiento.


El juego es un mecanismo inherente a la naturaleza del ser humano, de hecho la ciencia apareció mediante el juego, ya que el juego fue el primer “experimento científico” que existió. Por lo tanto, debemos seguir nuestra propia naturaleza para seguir evolucionando.

– El juego con los padres, proporciona placer a ambos. Y el placer genera recompensas, en este caso familiares. Lo que es motivo de prevención de otro tipo de conductas problemáticas futuras en estos niños.

- Ayuda a desarrollar su vocabulario y a aprender a comunicar de esta manera sus pensamientos, sentimientos y necesidades.

- Les ayuda a interactuar con los demás, les enseña a esperar y respetar turnos y a cómo responder a los sentimientos de los demás.

- Además, cuando los padres se involucran en el juego de sus hijos suelen mejorar los problemas de conducta.

Uno de los aspectos más relevantes es que el niño lleve el ritmo y la iniciativa del juego ( Nunca debe imponer las reglas del juego los padres, hay que hacer lo que los niños nos pidan. Además el niño debe elegir a o que quiere jugar. Es probable que nos metamos en un bucle que puede llegar a ser aburrido para los tutores, pero pensad que es por el bien de vuestros hijos y que están disfrutando. Además no tenemos que bombardear a preguntas mientras se está jugando).

Nunca hay que jugar con ellos a competir. A los niños pequeños les gusta manejar la situación del juego. Es fundamental fomentar sus sentimientos de logro e independencia. Por eso, en juegos de reglas, no importa que ellos inventen sus propias reglas que le permitan ganar. Posteriormente y pasado el tiempo habrá que enseñarles a perder a felicitar y dar la enhorabuena. No se puede ganar siempre y lo importante es divertirse.

Si seguís las instrucciones con las reglas que invente en ese momento, esto hará más probable que él siga las reglas que le propongáis en el día a día en el ámbito doméstico. Por lo tanto como he mencionado anteriormente pueden mejorar los problemas de conducta.

Además no hay que criticar al niño, los juegos del niño no deben de ser perfecto. Nuestro papel fundamental es que se fomente la fantasía y creatividad.

Es un momento idílico e ideal para ensalzar y elogiarle.

Hasta la semana que viene familias.

Contenido archivado en:
    PUBLICIDAD
Síguenos en:
Advertisement