Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia
Luis Ocaña / Mundo Deportivo
Luis Ocaña / Mundo Deportivo

Una vida entre maillots de campeón, la huella del ciclista conquense Luis Ocaña

El 09 de junio de 1945 nació en la localidad conquense de Priego el ciclista Luis Ocaña. Ganador del Tour de Francia y de La Vuelta a España, el deportista, natural de Cuenca, vivió sus años más exitosos en Francia. Viticultura, política...muchas fueron las aficiones de Ocaña una vez que la bicicleta pasó a un segundo plano. Hoy se cumplen 76 años de su nacimiento y en LifeCuenca hemos querido hacerle este homenaje.

9/6/2021 - Javi Pintado
9/6/2021 - Javi Pintado
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • A la corta edad de 48 años falleció en Mont-de-Marsan (Francia) uno de los ciclistas españoles y más reconocidos del siglo XX. Nacido en Priego (Cuenca), Luis Ocaña acabó con su vida antes de tiempo, los problemas económicos que acumuló en sus últimos años, unidos a su enfermedad -padecía Hepatitis C- provocaron un trágico suicidio de uno de los deportistas que ha marcado el ciclismo en España.

    Ocaña nació en la pequeña localidad de Priego, siendo todavía un niño emigró junto con sus padres a Francia donde empezó su afición por el ciclismo. Su pasión por la bicicleta llamó la atención de los directores de equipos españoles y empezó a correr para el equipo Fagot en las carreras locales del sur, donde ya empezaba a despuntar. Fue el reconocido ciclista Antonin Magne, doble campeón del Tour de Francia, quien le apadrinó como uno de los ´titanes´ de las dos ruedas.

    El conquense tuvo una carrera muy exitosa, en su palmarés destaca la meritoria victoria en el Tour de Francia del año 1973 y la Vuelta a España de 1970. En Francia fue el segundo español en vestirse de amarillo tras Bahamontes (1959), además de coronar en primera posición un total de nueve etapas en el conjunto de todas sus participaciones en Francia y seis en la Vuelta a España.

    Luis Ocaña / Mundo Deportivo
    Luis Ocaña / Mundo Deportivo

    No fueron las únicas pruebas que conquistaría Ocaña, hay que sumarle tres Dauphine Libere (1970, 1972, 1973), dos Vueltas al País Vasco (1971-1973) y un Campeonato de España en Carretera (1968). Fue tercero además en el Mundial en Ruta de 1973 y durante toda su carrera deportiva no consiguió un buen resultado en el Giro de Italia, ni bueno ni malo, ya que solo participó en 1968 terminando en la posición 32.

    Mientras se subía a podios y adelantaba a rivales, el conquense le cogió el gusto a la viticultura, práctica que perfeccionaría una vez terminada su carrera deportiva. Activo en política -fue simpatizante e inició una campaña a favor del Frente Nacional de Jean Marie Le Pen- volvió a nacer al salvar su vida de un grave accidente de coche del que tardó varios años en recuperarse.

    Cuando se acercaba al medio siglo de vida (48 años), las fuertes deudas económicas provocaron una depresión que, unida a la Hepatitis C que padecía, acabaron con su vida. Luis Ocaña se suicidó poniendo así fin a una corta y exitosa vida donde la bicicleta fue su mejor aliada. Tras su fallecimiento, Cuenca puso su nombre al complejo de deportivo que engloba la piscina municipal y la pista de atletismo y le ha rendido continuos homenajes a uno de los deportistas conquenses más reconocidos.

    Luis Ocaña / Biblioteca de Asturias
    Luis Ocaña / Biblioteca de Asturias

    Su último reconocimiento tuvo lugar en 2008 cuando recibió la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo en un acto que presidió la ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera y el Secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky. Una carrera repleta de éxitos por la que Luis Ocaña será recordado, no solo por sus triunfos subido a la bicicleta, sino por haber llevado el nombre de Cuenca por todo el mundo.

    Contenido archivado en:
    CiclismoEfemérideLuis OcañaCuenca
      PUBLICIDAD
    • Netvoluciona
    Síguenos en:
    Advertisement