Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia
Foto: ddgs
Foto: ddgs

La Furia Conquense, el octavo jugador del Liberbank Cuenca

La Furia Conquense, peña de aficionados que apoya al Liberbank Cuenca, deja huella allá por donde va. Sus canciones y vítores ponen banda sonora a su equipo, imparable ante cualquier adversario y rompiendo moldes victoria tras victoria.

6/10/2019 - Gema López / Fotos: ddgs
6/10/2019 - Gema López / Fotos: ddgs
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • Liberbank Cuenca: la bonita forma de soñar a lo grande

    Conquistar a través de los sentidos es la mejor forma de llegar a las personas y al mundo. Y eso sucedió aquel 29 de Abril de 2005 en Pamplona donde comenzó a florecer lo que hoy se ha convertido en una de las aficiones más importantes y reconocidas del ámbito nacional del balonmano, la Furia Conquense. El “espíritu Pamplona” fue la llama que dio comienzo a un movimiento que hoy es la envidia de cualquier afición nacional.

    “Nunca solo caminarás” entonan al unísono animando al Liberbank Cuenca. Y lo cumplen a raja tabla. Si de algo pueden alardear es de seguirles hasta el infinito y más allá. Afirman que no hay partido ni campo que se les resista y aunque no siempre todos pueden unirse, siempre hay alguien de la afición dando lo mejor de sí para que los jugadores se sientan arropados, para unir fuerzas y vencer al adversario, porque no hay nada como luchar juntos para conseguir cosas grandes.

    Al mando se encuentra Samuel Ruiz, presidente y fundador de la peña que cogió el timón en aquel 2005 cuando todo cambió. Y casi 15 años después así siguen, con las mismas ganas e ilusión. Son estos los ingredientes que hacen de esta peña una de las más envidiadas por los equipos. Han reinventado la figura de la afición, han creado su propia forma haciendo que su apoyo no solo sirva para animar al equipo sino para darles fuerza y ganas de comerse el mundo y al adversario.

    Afirman que entenderlo es difícil si no estás dentro, pero el sentimiento de ser uno es lo que hace que afición y jugadores estén unidos y canten al unísono. Y es que tanto peña como equipo han crecido juntos, la Furia Conquense fue evolucionando al mismo ritmo que el conjunto conquense lo cual les ha traído hasta un hoy lleno de victorias y reconocimientos tanto a nivel nacional como internacional.

    A punto de cumplir los 15 años animando a su equipo, la peña está más fuerte que nunca, contando con el apoyo de las directivas y el reconocimiento por parte de la Federación Española de Balonmano los peñistas se asientan como una revelación que llegó en el año 2005 en el campo del Pamplona para quedarse.

    El Liberbank Cuenca tiene banda sonora propia, y no se entiende sin los cánticos, ni el calor de su afición, de su peña, de la Furia Conquense que los arropa de principio a fin. Y nadie mejor que ellos para contárnoslo.

    Un día con La Furia

    Samuel, el presidente, nos lleva a dar una vuelta con La Furia, y él junto a los casi trescientos peñistas que la forman nos muestran como es el día a día de una afición que cree en su equipo y que les acompaña en cada batalla.

    Quizás sean sus rituales los que hayan hecho de ellos una afición de referencia. Antes de cada partido se preparan concienzudamente para acompañarles y apoyarles en cada minuto del encuentro. Almuerzo, decoración de el Sargal y comida de peñistas son citas inamovibles de La Furia en días de partido.

    Reír sin parar y contagiarse de su buena energía son dos ingredientes que no faltan estando con ellos, “sentirse en familia” dice Beatriz Soriano de Lema, miembro de la peña desde hace ya un par de años. Cánticos y vítores son la banda sonora de un día con La Furia, donde la improvisación juega un papel importante pero nada queda al azar. ¿Su táctica? Silbar cuando el equipo defiende para meter presión y cantar cuando es el Liberbank Cuenca el que ataca. El sonido del bombo tan reconocido en esta peña junto con los megáfonos unen a toda la afición en un solo grito de guerra: ¡ARRIBA!

    Siempre van de la mano de los jugadores, que por supuesto forman parte de ellos. “Con los jugadores solemos reunirnos el último partido de la temporada en casa con una comida pero de diario solemos ir a algún bar de nuestros patrocinadores y celebrar la victoria o comentar los fallos o virtudes del partido” nos cuentan Abraham López, otro de los miembros de la peña. Vivir la Furia desde fuera no es lo mismo que sentirla desde dentro y en eso hacen hincapié cada uno de sus miembros. “Es una parte de tu día a día y sobre todo un orgullo pertenecer a la mejor afición y peña de España porque aunque no siempre el club ha estado tan arriba como ahora la afición nunca ha defraudado. Y así lo dice nuestro slogan “nunca solo caminarás”” afirma Iván Hernández.

    La Furia Conquense ha conquistado y sigue conquistando el mundo traspasando incluso nuestras fronteras. Con ellos todo son símbolos y rituales llenos de sentimiento. Partiendo de su nacimiento, que surgió en la fase de ascenso de 1ª nacional a DHB y que se celebró en Pamplona en el 2005, de ahí que su escudo vista el "Espiritu de Pamplona" que les acompaña siempre. Y terminando por su el número de lotería que venden cada año, que coincide en día, mes y año, 29405, con el nacimiento de la peña. Seguramente este sea el secreto de su éxito, cada detalle y cada corazón que late por una peña que no ha dejado de sorprender y conquistar el mundo desde aquel ya lejano 2005.

    Contenido archivado en:
    Furia Conquense
    Síguenos en:
    Advertisement