Síguenos:
Edición digital

Julio Sierra / Héctor&Müller
Julio Sierra / Héctor&Müller

Julio Sierra: "El pádel en Cuenca está en un gran momento y todavía le queda mucho por crecer"

Cuenca y el pádel van de la mano desde años, el deporte de la ´raqueta pequeña´, como le llaman algunos, ha evolucionado en la ciudad hasta el punto de colapsar las horas punta de los clubes indoor que han abierto sus puertas. Única Pádel y PádelQ comparten titularidad y sus pistas acogen diariamente a cientos de conquenses que practican un deporte divertido, social y con mucha capacidad de progreso individual.

Actualizado: 15/7/2021 18:20 - Javi Pintado
Actualizado: 15/7/2021 18:20 - Javi Pintado
  • PUBLICIDAD Diputación de Cuenca. Estamos Cerca
  • Julio Sierra es un jugador de pádel conquense de 22 años, con 15 decidió dedicarse de forma profesional a este deporte y un año después debutó en el circuito World Pádel Tour. Tras sumar puntos en dos torneos Challenger, el camino de Sierra se ha redirigido a la enseñanza y a un futuro proyecto internacional que nos adelanta en la siguiente entrevista. El pádel como forma de vida, un deporte que cada vez gana más adeptos.

    ¿Cómo nace tu pasión por el pádel?

    Bueno, yo he jugado toda mi vida al tenis, desde los 8 años. Recuerdo que fue con 12 años cuando mi padre me llamó para jugar al pádel por primera vez y, si te digo la verdad, no me gustó nada (risas). Las paredes me descuadraban mucho y decidí dejarlo, parecía que no estaba hecho para mi. A los meses volví a probar otra vez y fue diferente, me empezó a gustar y empecé a jugar torneos, le cogí el gusto.

    ¿Y entre el tenis y el pádel...?

    Me gusta más el pádel, a ver, me resulta más vistoso ver el tenis en la televisión, pero en cuanto a practicar uno de los dos, me lo pasó bastante mejor con el pádel.

    Háblanos de tus inicios en este deporte.

    Pues lo primero que hice cuando vi que se me daba bien fue jugar algún torneo por aquí por Castilla-La Mancha, el siguiente paso fue Madrid, yo notaba que iba progresando y quería dar el siguiente paso. Recuerdo un día que hablé con mis padres, les dije que me gustaba mucho este deporte y que me gustaría dedicarme a él. Tenía 14 o 15 años cuando tuvimos esta conversación.

    ¿Fue arriesgado, no? No es lo mismo que si te ficha un gran equipo de fútbol o baloncesto para sus canteras.

    Si, tienes razón. Al final es un deporte que, en ese momento, había tenido un poco de auge aunque tampoco estaba tan bien considerado. Al no ser un deporte como el tenis o el fútbol que tienen los caminos tan marcados, fue jugársela, es así, quise probar a ver cómo me podía ir con este deporte en unos años.

    Julio Sierra / Héctor&Müller
    Julio Sierra / Héctor&Müller

    ¿Qué es lo que hacías en Madrid una vez que apuestas por este deporte?

    En Madrid yo empecé a entrenar con 14 años, hasta los 18. Cuando alcancé la mayoría de edad me fichó el Centro de Alto Rendimiento de Starvie, en Pozuelo, este fue mi comienzo profesional con el pádel. Nos costeaban entrenos, nos pagaban muchas cosas y fue una gran ayuda para empezar. Ahí fue cuando estaba convencido de que me quería dedicar a esto, aunque sabía que no iba a ser fácil

    ¿Y los estudios, se pueden compaginar con el pádel cuando empiezas tan joven?

    (Risas) Este es un debate muy bueno, yo creo que no se puede hacer. Yo entrenaba entre cuatro y cinco horas por las mañanas, entre físico y pádel, y por la tarde me marchaba a Illescas a un club en el que estaba dando clases para costearme la vida fuera de casa. Yo tenia compañeros que eran de allí del centro de Madrid, tenían su familia, estaban en casa...y era diferente, para ellos era más fácil. Cuando eres de fuera...todo es más complicado.

    ¿Es posible dedicarte al pádel de forma profesional en Cuenca?

    No, yo creo que no es posible. Madrid o Barcelona es lo ideal, al final vas buscando más nivel, mejores entrenadores, patrocinadores, nutricionistas...para mí lo ideal es formar parte de un Centro de Alto Rendimiento, te ayudan a nivel deportivo y mental.

    Después de tanto esfuerzo, llegas al circuito profesional World Pádel Tour. ¿Cómo fue esta experiencia?

    Bueno...a ver, es difícil. Yo empecé a jugar este circuito muy joven, con 16 años, conseguí clasificarme para un Challenger y no fue como me esperaba. Cuando eres más pequeño lo ves, te gusta, crees que es una gran experiencia, pero cuando vas creciendo lo ves de otra manera. La gente el World Pádel Tour lo ve como un espectáculo, para nosotros es el trabajo. Ganar uno o dos partidos puede depender de lo que vayas a ingresar de dinero ese mes, para mí fue muy duro.

    Cuando yo empecé todo el mundo entrenaba por las mañanas, después se empezaron a meter segundos turnos de mañana y tarde. Las pre-previas son muy duras, son tres partidos más tres de previa para por fin entrar al cuadro final. Una de las razones por las que dejé el circuito fue porque ya no me lo pasaba bien en la pista, era mucha presión y me lo plantee, a lo mejor no merece la pena seguir con esto. Yo sé que este deporte lo voy a llevar toda mi vida pero el circuito profesional lo he dejado aparte.

    Julio Sierra / Héctor&Müller
    Julio Sierra / Héctor&Müller

    Y sin el circuito, hay que buscarse otras formas para vivir del pádel.

    Yo no conocía bien la faceta de monitor o entrenador de pádel y la verdad es que me gusta también, es un descubrimiento. Llevo desde los 18 años dando clases pero ha sido desde este año con Rubén, que lleva la escuela de competición de Única Pádel, cuando más he profundizado con las clases.

    Desde tu punto de vista, ¿qué tipo de relación guarda un deporte como el pádel con la ciudad de Cuenca?

    Bueno, creo que clubes como Única Pádel y PádelQ están haciendo una labor fundamental con los más jóvenes. La Escuela es lo que te va marcar el futuro de este deporte en Cuenca. Al final están los deportes como fútbol o tenis que tienen mucho tirón, pero aquí Rubén y Fer hacen una labor fundamental.

    Yo he notado que hubo un boom hace unos años y de hecho, ahora con el Covid-19 ha habido otro boom. Es un deporte que juegas cuatro, guardas la distancia y es muy divertido. El pádel en Cuenca está en un gran momento y todavía le queda mucho por crecer, no creo que se estanque nunca.

    ¿Qué va a ser de Julio Sierra en el futuro?

    Bueno (risas), te cuento. Me ha salido un proyecto fuera de España para trabajar ligado al pádel. Vamos a ver que tal funciona, en principio es un año mínimo, voy a probar cómo me va. Yo siempre que sea un trabajo enlazado con el pádel y pueda ayudar al deporte a crecer, estoy encantado.

    ¿Nos puedes contar un poco más?

    Me gustaría contaros algo más pero de momento no puedo. Es un proyecto que está viendo la luz y en cuanto pueda os adelantaré más detalles. Es fuera de España y está ligado con el crecimiento del pádel.

    Vamos terminando, ¿qué significa el pádel para ti?

    El pádel es mi vida, desde pequeño me pasaba con una pala en la mano cinco o seis horas. Son emociones, sentimientos, para mi lo es todo.

    Muchas gracias Julio por tu tiempo.

    Gracias a vosotros por dar visibilidad a un deporte como el pádel.

    Síguenos en:

    Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

    Saber más Aceptar