Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia
Convento Dominico Villaescusa de Haro/ Foto: Cayetano Solana
Convento Dominico Villaescusa de Haro/ Foto: Cayetano Solana

El Convento Dominico de Villaescusa de Haro, la apertura de puertas hacia la Historia

El Convento Dominico de la Santa Cruz de la localidad villaescusera data del siglo XVI y desde el año 2011, se encontraba en proceso de restauración y rehabilitación, cinco siglos de historia que a partir del próximo viernes, podrán ser revividos gracias a su apertura de puertas

22/7/2021 - Vanesa Moreno
22/7/2021 - Vanesa Moreno
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • Tras diez años de trabajos arqueológicos, de restauración, consolidación y rehabilitación, el Convento Dominico de la Santa Cruz, ubicado en Villaescusa de Haro, abrirá sus puertas para recibir visitantes el próximo viernes 23 de julio. La finalización de la obra y su apertura al público supone rescatar una parte importante de la historia del municipio, y brinda la oportunidad a sus habitantes y turistas de conocer y disfrutar de este edificio y sus detalle.

    El Convento de los Dominicos o convento de Santa Cruz comenzó a restaurarse en el año 2011. Entre alguna de su particularidades se encuentra el hecho de que fue asignado como cuartel durante la época de la ocupación francesa, estando ya en situación de ruina, además de poseer una biblioteca de gran relevancia, una de las mejores de su tiempo. Cuando se produjo la desamortización de Mendizábal en 1835, a raíz de la cual se cerró el Convento, se quedó solo un fraile para entregar las llaves y rendir cuentas. Sin embargo, una noche, en la entrada al claustro del convento, fue robado y asesinado.

    El convento de Santa Cruz ha resultado ser una joya en bruto que esconde mucha historia. Está datado de 1542, aunque se fundó un poco antes por un par de frailes dominicos que llegan a Villaescusa. Hasta el siglo XIX, se va reformando y se va ampliando. Fue en los trabajos de excavación cuando se comienza a ver los restos del convento, y se descubre la gran magnitud de su claustro, cubierto por bóvedas de crucería. Llegó a convertirse en uno de los conventos más relevantes de la Orden de los Dominicos.

    La situación de abandono del convento ha ido acompañada a lo largo de la historia de múltiples daños a su estructura, como por ejemplo, el incendio producido tras haber sido clausurado después de la desamortización de Mendizábal, con la consecuencia de que sus objetos fueron vendidos, comenzando así su época de decadencia.

    Ya en el siglo XX, en el año 1998, el Ayuntamiento de Villaescusa de Haro decide comprar el edificio y se declaró Bien de Interés Cultural, dotando al convento con la protección y el amparo necesario para su conservación. La rehabilitación ha constado de cuatro fases y por fin, los villaescuseros pueden disfrutar de uno de sus bienes más preciados. El próximo 23 de julio, con aforo limitado y acceso gratuito, las puertas del Convento Dominico de Santa Cruz se abren para dar paso a la Historia y rememorar lo anteriormente olvidado.

      PUBLICIDAD
    • UCLM
    • Conquense Seguridad
    • Gasoleos Marin
    Síguenos en: