Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia
Foto: Gema Rubio
Foto: Gema Rubio

Una familia ucraniana recibe acogida en Huerta de la Obispalía

La solidaridad de una familia hortense ha hecho que siete miembros de una familia ucraniana reciban acogida en esta localidad conquense, tras salir de su país huyendo de la guerra; tres mujeres y cuatro niños que ahora reciben el calor de Huerta de la Obispalía

18/3/2022 - Redacción
18/3/2022 - Redacción

Las iniciativas solidarias surgidas para ayudar a los refugiados ucranianos están superando cualquier expectativa, dejando claro que aún hay corazones que buscan la paz y quieren contribuir a que otros la encuentren. Una familia de Huerta de la Obispalía ha demostrado que la bondad no entiende de fronteras ni lugares, que cualquier rincón del planeta puede ofrecer el calor necesario en una situación extrema.

Gema Rubio, alcaldesa del municipio, tomó la iniciativa al ver la injusticia que estaba viviendo el pueblo ucraniano. Como ciudadana, sintió que podía aportar su granito de arena a esta causa, y no dudó en consultar con su familia la posibilidad de acoger a refugiados ucranianos. Así pues, entre todos acordaron que sí, que su segunda casa ubicada en el pueblo recibiría a una familia o a cualquier ciudadano ucraniano que la necesitara.

Tomada la decisión, comenzaron las gestiones para la llegada de estas personas. Ante la imposibilidad de gestionar esta ayuda a través de Bienestar Social , consiguieron establecer contacto con una serie de voluntarios que le pusieron en aviso de que había una familia de siete miembros que no se querían separar: una abuela, su hija, su nuera, y sus cuatro nietos, de 13, 11, y dos de 10 años.

Foto: Gema Rubio
Foto: Gema Rubio

La familia acogida venía de Varsovia, hasta donde se desplazaron tras abandonar sus casas; un viaje de un día y medio hasta que consiguieron dejar atrás su país. En Varsovia, una mujer les acogió en su casa, pero solo podían residir allí hasta el 13 de marzo. Posteriormente, llegaron a Bilbao en autobús, y una vez allí, les consiguieron billetes de AVE para desplazarse hasta Cuenca.

El jueves llegaban a tierras conquenses, y a pesar de que no saben nada de español, esto no ha sido impedimento. Una mujer ucraniana, residente en Huerta de la Obispalía, Kateryna, está ejerciendo de traductora para ayudar a la familia a comunicarse y que poco a poco, se acomoden en la casa y el pueblo. La familia ucraniana lo tiene claro: quieren regresar a su país en cuanto se pueda.

La noticia de la llegada de esta familia a este municipio conquense ha despertado la solidaridad de más personas a parte de la familia de Gema Rubio. Tal y como ha explicado a Life!Cuenca, ha recibido muchos mensajes de gente que no conoce, ofrendiéndole toda la ayuda que necesite para mantener a los siete miembros refugiados en su casa, como por ejemplo, con ropa o comida.

No es la primera vez que Huerta de la Obispalía ofrece su ayuda a Ucrania, ya que hace tan solo unas semana, el pueblo iniciaba una recogida de material humanitario, que fue enviado el pasado 9 de marzo. Ahora, a falta de acomodarse y enfrentar su nueva vida, Olya, Emilia, Daria, Tanya, Anna, Danilo y Eugene reciben cobijo en esta localidad de la Alcarria conquense, en la que recibirán el apoyo y cariño que tanto necesitan en estos momentos tan complicados.

    PUBLICIDAD
Síguenos en:
Advertisement