Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

¿Permanencia o eliminación del ferrocarril? Dos puntos opuestos que enfrentan a CEOE y Pueblos con el Tren

La supervivencia de la línea del tren convencional pende de un hilo, sobre todo desde que ADIF no restaurara el tramo Cuenca-Utiel tras Filomena y desde que CEOE propusiera eliminar las vías del tren y sustituirlas por un trasporte terrestre. Pero ¿hasta qué punto Cuenca debe tirar la toalla y renunciar a una infraestructura histórica que bien mantenida y explotada podría ser precisamente el revulsivo que necesita Cuenca?

Actualizado: 3/8/2021 17:52 - Redacción
Actualizado: 3/8/2021 17:52 - Redacción
  • PUBLICIDAD NStore vuelta al cole
  • El mes de agosto ha comenzado en Cuenca con un tema candente y de especial relevancia para el futuro de la provincia, que no es otro que la permanencia del tren convencional o su sustitución por un plan de movilidad basado en el transporte terrestre, y que para muchos parece una utopía. Un asunto que ha generado mucha controversia ya que renunciar a una infraestructura tan importante podría suponer un paso atrás en el progreso y desarrollo de Cuenca.

    Este mismo lunes la Confederación de Empresarios de Cuenca (CEOE CEPYME) mantenía una reunión con representantes de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril y la asociación Pueblos con el Tren para explicarles en persona su proyecto de Plan de Movilidad, fundamentado principalmente en la sustitución de las vías del tren convencional por un trasporte terrestre -autobuses conectados con los pueblos por donde discurre el tren actualmente y la estación Fernando Zóbel de Cuenca- con el que mejoaría, según CEOE, la comunicación entre la provincia con la capital, Madrid o Valencia.

    Para ello, los directivos de la Confederación de Empresarios les han detallado este Plan de Movilidad punto por punto, insistiendo especialmente en que se garantizará la comunicación por autobús de estos pueblos, mejorando los tiempos de conexión tanto con la capital como con Madrid y Valencia, al instalar un intercambiador en actual línea de tren convencional. Un proyecto que incluye la sustitución de los raíles por vías verdes para el uso como el senderismo o rutas cicloturistas y la trasformación de los distintos apeaderos según decidan los ayuntamientos.

    Desde la organización empresarial esgrimen que con este Plan se mejoraría la movilidad y conectividad de los pueblos, ofreciendo un transporte alternativo más eficiente y económico. Una postura que ni de lejos ha satisfecho a los responsables de Pueblos con el Tren porque consideran que la Confederación Empresarial posee un “desconocimiento sobre la movilidad en Cuenca”.

    Según argumentan los defensores de la permanencia del ferrocarril, una vez analizado el plan de movilidad y las múltiples notas de prensa generadas por los empresarios las últimas semanas, este plan carece de rigor y contiene inexactitudes técnicas y de evaluación de oportunidades que pueden ser lesivas para Cuenca”. De ahí que la Plataforma y Pueblos con el Tren se hayan mostrado “cansados” de invenciones difundidas por quienes carecen de conocimientos básicos sobre las infraestructuras y la movilidad, pero pretenden disponer del futuro de Cuenca”.

    En concreto, han puntualizado que los problemas de la línea Aranjuez-Cuenca-Utiel se podrían corregir con facilidad, si ejecutaran las partidas consignadas en los Presupuestos Generales del Estado para el mantenimiento del ferrocarril de la provincia. Una deuda histórica que, a juicio de Pueblos con el Tren y la Plataforma del Ferrocarril, debe ser inmediatamente satisfecha a Cuenca.

    Cruce de acusaciones

    El problema ha llegado cuando el cruce de acusaciones ha subido de tono y CEOE ha reprochado a Pueblos con el Tren que hayan prejuzgado el Plan de Movilidad de CEOE CEPYME Cuenca sin siquiera conocerlo realizando declaraciones en las que deslizan que hay otros intereses detrás de este proyecto. Los defensores del tren aseguran que “Cuenca dispone de una posición estratégica suficientemente conocida, excepto por quien esté conducido por una perspectiva cortoplacista y desee sacrificar una infraestructura, que nos conecta con la capital de España y el primer puerto de España”.

    En este sentido, han sacado a relucir como el estudio de CPS Ingenieros para Cámara de Comercio de Valencia determina una capacidad de carga neta de 7,1431 millones de toneladas al año por sentido, vía Cuenca y, además, significa: “es perfectamente viable compatibilizar el tráfico actual (cercanías y regionales) con un tráfico de mercancías de alta capacidad de transporte”. El estudio valenciano concluye “la explotación de la línea es posible con un nivel de inversión razonable”.

    De hecho, la Pueblos con el Tren mantiene su manifestación de este sábado, 7 de agosto, en defensa del ferrocarril que discurrirá por las calles de Cuenca en una protesta caravana y que finalizará en las inmediaciones del Hospital de Recoletas, donde procederán a la lectura de un manifiesto.

    La siguiente polémica ha llegado tras las declaraciones del alcalde de Cuenca, Darío Dolz, quien se ha mostrado dispuesto a estudiar el Plan de Movilidad de Ceoe Cepyme Cuenca ya que “podría ser muy beneficioso para la ciudad de Cuenca” pero considera que “pasa inexcusablemente por garantizar la movilidad de la provincia con la capital, así como la mejora de los servicios de Alta Velocidad, con la puesta en funcionamiento de más servicios AVANT.

    Por su parte, la Plataforma en defensa del Ferrocarril ha asegurado en sus redes sociales que “el alcalde de Cuenca, como servidor público que es, debería priorizar la defensa de los servicios públicos. Y como representante elegido por una institución democrática, quizás debiera respetar el acuerdo adoptado por el pleno, en defensa del tren”.

    Cierto es que cada organización, plataforma o ayuntamiento es libre de manifestar su opinión al respecto y plantear los proyectos que crean convenientes para lograr una mejor movilidad -como no podía ser de otro modo- pero ¿hasta qué punto Cuenca debe tirar la toalla y renunciar a una infraestructura histórica que bien cuidada, mantenida y explotada –por ejemplo con tráfico de mercancías- podría ser precisamente el revulsivo que necesita nuestra provincia para frenar en seco el reto de la despoblación?

    4195
    Síguenos en:

    Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

    Saber más Aceptar