Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

Las restricciones de movilidad, un varapalo para las monterías y recogida de setas en la Serranía Baja

El turismo rural se redujo en la provincia de Cuenca a la mitad durante el año 2020, a lo que hay que añadir las restricciones de movilidad vigentes en el comienzo del año 2021, que se traducen en pérdidas económicas para el sector de la hostelería y hospedería

Actualizado: 22/2/2021 13:30 - Redacción
Actualizado: 22/2/2021 13:30 - Redacción

En una zona tan rural como lo es la provincia de Cuenca, uno de los puntos fuertes a nivel económico es el turismo. La pandemia ha llevado a los gobiernos a adoptar medidas restrictivas para evitar la expansión del virus, entre ellas, el confinamiento perimetral entre comunidades. La reducción de la movilidad ha supuesto un descenso del -51,53% en el año 2020 en los alojamientos rurales. La hostelería y hospedería en muchos casos son vitales para mantener el tejido empresarial de las zonas rurales, siendo los principales negocios de los pueblos.

Marta Peñuelas regenta el negocio La Venta de los Montes, que además de su servicio de restauración y catering, también cuenta con servicio de hospedería. Situado en Cañada del hoyo, una zona en la que el turismo es una pieza fundamental, el negocio se ha visto muy afectado por la pandemia. "Aquí vivimos en otoño y en invierno de la temporada de caza y de setas, y este año, con las restricciones de movilidad que se impusieron en octubre, justo cuando empiezan las monterías y la recogida de setas, ha sido un batacazo”, afirma Peñuelas.

La Venta de los Montes
La Venta de los Montes

En la provincia de Cuenca, según datos aportados por HC Hostelería de Cuenca y la Agrupación de Hostelería, se destaca que el INE registra un total de 69.279 pernoctaciones en alojamientos rurales de la provincia en 2020, lo que supone un descenso de 73.643 respecto al año pasado. Además, si contabilizamos los datos del último trimestre de 2020, se ha producido un descenso en las pernoctaciones del -68,29%.

Siendo un punto clave para el turismo rural de la serranía, ya que en los alrededores hay pocos lugares de hospedería, La Venta de los Montes dejó atrás el año 2019 con unos beneficios más que notables, para recibir un 2020 en el que la temporada alta de Semana Santa se perdió, y aunque el verano no ha sido completamente negativo, no es comparable con otros años. "Mientras sigan las restricciones de movilidad que no permiten la entrada de turistas de Madrid y de Valencia, que son la mayoría de nuestros clientes, el negocio no va a remontar. Con la cancelación de la Semana Santa, que atrae a mucha gente a la provincia de Cuenca, los resultados no van a ser esperanzadores", comenta Marta Peñuelas.

En cada zona, el turismo está enfocado de diversas formas, y en el caso de este negocio familiar, gran parte de las ganancias vienen de parte de las monterías. “De normal, comenzamos a dar monterías el 20 de octubre y llegamos a trabajar en 50 ó 60, por lo que este año, esa parte la hemos perdido”. Además del escaso turismo, cuentan con la desventaja de que también hay limitación de aforo en los alojamientos, que desde hoy se encuentran en el 50%, lo que en su caso se traduce en permitir el acceso solo a 12 personas, que en el caso de las monterías, por ejemplo, es un número muy reducido que puede perjudicar las previsiones.

La pandemia ha dado un duro revés al turismo rural, y por tanto, a la economía de muchos pueblos, pero se espera que con el levantamiento de las restricciones, se pueda remontar y comenzar el año mejor que el pasado.

    PUBLICIDAD
  • Circuito Retos Virtuales
  • Gasoleos Marin
  • Talleres Manchegos
  • Curso Docencia de la formación profesional para el empleo
Síguenos en:

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Saber más Aceptar
×

Suscríbete

Recibe las noticias de Cuenca, los reportajes y los contenidos más interesantes donde tú prefieras.

Suscribirme