Síguenos:
Edición digital

Vuelta a la rutina

6/9/2021 - Redacción
6/9/2021 - Redacción
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • El mes de septiembre, además de ser uno de los preferidos de los conquenses por acoger las fiestas de San Mateo -este año nos tocará esperar un año más para disfrutarlas en su plenitud-, es sin duda para todos sinónimo de vuelta a la rutina. De hecho, hay muchos quienes se lo toman muy en serio e inician este mes del año como si fuera el primero de enero: con nuevos retos y propósitos en mente.

    Sea como fuere, cierto es que en septiembre el ritmo de vida vuelve a adaptarse a la normalidad y los horarios vuelven poco a poco a la rutina: los días son más cortos, se cierran las piscinas, finaliza para la gran mayoría de conquenses el periodo de vacaciones reincorporándose a sus puestos de trabajo, arranca el curso político cargado -eso sí- de buenas intenciones, los colegios e institutos vuelven a cobrar vida con la llegada de sus alumnos, comienzan las actividades extraescolares y deportivas…

    Aunque sin duda, quienes menos desean la llegada de esta rutina y más anhelarán el bullicio de los meses de verano son los pueblos de la provincia de Cuenca que durante julio y agosto duplican, triplican e incluso cuadriplican su población, acogiendo a todos sus paisanos que regresan a sus pueblos para pasar sus vacaciones, a los jóvenes que estudian fuera y vuelven a sus pueblos de origen para reencontrarse con sus amigos de toda la vida, a los niños que pasan los veranos con sus abuelos en el pueblo mientras sus padres trabajan, …

    Meses que dan la vida a un pueblo después de haber pasado semanas de soledad, (salvando la Navidad, la Semana Santa y las fiestas de guardar). Meses que suponen un gran revulsivo para aquellos pequeños emprendedores rurales que se dedican a la hostelería, el comercio y el turismo, que ven cómo en verano aumentan sus ventas y les da para aguantar los duros meses de invierno. Meses donde los pueblos se llenan de banderines, de tributos y de cuentancuentos. Meses donde muchos municipios aumentan su oferta cultural y de ocio para ser reclamo de los pueblos vecinos. Meses que recuerdan a épocas de antaño donde los pueblos estaban vivos. Meses que ojalá perduraran así el resto del año…

    Y es este, precisamente, el reto que nos deberíamos plantear TODOS de cara a esta vuelta de rutina. Y decimos TODOS: cada uno de nosotros como ciudadanos desde nuestro ámbito de vida, por recóndito que sea; cada una de las instituciones que han de trabajar juntas hacia una misma dirección; cada uno de los agentes sociales que han de juntar esfuerzos para ser más fuerte. Debemos asumir que es tarea de TODOS luchar contra la despoblación y hacer que nuestros pueblos vuelvan a tener la esa ‘vida’ tan necesaria, sea el mes que sea.

      PUBLICIDAD
    • UCLM
    • Conquense Seguridad
    • Gasoleos Marin
    Síguenos en: