Síguenos:
Edición digital

En coche del salón al baño

Por Leo Cortijo

Comparte este artículo:
4/6/2021
Comparte este artículo:

Siempre se ha dicho –y es una creencia muy extendida– que en Cuenca vamos con el coche del salón al cuarto de baño cuando nos entran ganas de eso. Que no tenemos ningún hábito de ir caminando a los sitios cuando la mayoría de nuestros destinos más habituales están a tiro de piedra. Esto es Cuenca, no es Tokio ni Nueva York, y de punta a punta de la ciudad puede haber en torno a una hora. Del uso extendido de la bicicleta ya ni hablamos, porque urbanas hay cuatro contadas. Lógico, por otra parte, si no hay carril bici. Los fríos pero lapidarios datos ponen blanco sobre negro. Éstos casi nunca fallan. Y reflejan que el sensor que contabiliza el paso de los vehículos que circulan entre la avenida República Argentina y la calle Fermín Caballero, pasando por Hurtado de Mendoza, suma casi 800.000 en lo que llevamos de año. Y serían muchos más si no fuera porque un problema técnico en los artefactos que monitorizan el tráfico hizo que éstos no cumplieran su función durante varios días del mes pasado.

Tras el análisis de los registros, la tendencia muestra que podemos acabar el primer semestre de 2021 con en torno a un millón de vehículos contabilizados en ese punto en concreto. Un millón, que se dice pronto. En una ciudad con la población de Cuenca… Unos números que no es de extrañar que resulten llamativos cuando se comparan con los de otras capitales del entorno o de características similares a ésta. Pero claro, es lo que pasa en esta bendita ciudad con el tema de la movilidad, que hablando mal y pronto, es para darnos de comer aparte. Llevamos con el asunto a cuestas años –o décadas, mejor dicho– y la sensación es que el problema, en lugar de mejorar, se ha agravado.

Mucho tiene que ver en ello el caótico flujo del tráfico en la zona centro, peatonalización mediante. Aquella decisión, que divide a partes iguales a partidarios y detractores, marcó un antes y un después en este sentido. El centro, en todos los aspectos, no volvió a ser el mismo y la movilidad en la zona, tampoco. Por otro lado, no ayuda en absoluto la disfuncional red de transporte público, reducida a un número pírrico de autobuses y a frecuencias interminables que harían perder la paciencia al monje budista más imperturbable. Mención aparte merece el tema del aparcamiento, que en determinadas horas y en ciertos días es misión imposible hasta para Ethan Hunt. Bien podríamos escuchar aquello de «Hola. Su misión, si decide aceptarla, es aparcar en el centro de Cuenca. Este mensaje se autodestruirá en 30 segundos». Sí, ya sé que hay dos parking, pero es que nos cuesta horrores utilizarlos. Para algunos es más cómodo aparcar en doble fila donde buenamente puedan… Esperemos que contribuya a mitigar esto el tercero que está a punto de fraguarse (risas). ¿Se acuerdan del plan que anunció el Ayuntamiento para el edifico del Mercado? Pues incluía un aparcamiento subterráneo. Y ojo, que fijaban el inicio de las obras para el segundo trimestre de este año. Si cumplen con lo estipulado, en y menos están los operarios dándole al pico y a la pala. En y menos…

Los 40 sensores que miden el tránsito de vehículos por toda la ciudad sirven para ofrecer información muy valiosa. Una información que en manos de los técnicos adecuados puede servir para canalizar mejor el tráfico y hacer más sostenible, equilibrada y coherente la movilidad en Cuenca. Insisto: en las manos de los técnicos adecuados. También hace falta ser ambiciosos, propositivos y valientes. Así, por ejemplo, sobre la mesa está peatonalizar la calle de los Tintes. Puede servir, pero no sin concienzudos estudios. Hay que apostar para cambiar la situación, sí, pero con cabeza. No sin un plan apropiado, como ocurrió en su día en Carretería. Pero más allá de todo eso, hace falta que cambiemos nuestro hábito de utilizar el coche tanto como lo utilizamos. Mirémonos el ombligo, que todos tenemos parte de responsabilidad.

Contenido archivado en:
    PUBLICIDAD
  • Campaña piezas pan
  • Pequeños Sueños
  • Gasoleos Marin
  • El despertar de los sentidos
  • UCLM
Síguenos en:

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Saber más Aceptar