Síguenos:
Edición digital

Que corra el resoli

Por Leo Cortijo

Comparte este artículo:
23/4/2021
Comparte este artículo:

Antes de seguir leyendo, querido lector, ya le digo que soy plenamente consciente de que resoli, ortográficamente hablando, se escribe con tilde en la «i». Lo hago adrede. Soy un entusiasta defensor de la corrección lingüística, pero por encima de eso creo que no tiene mucho sentido que una palabra tan propiamente conquense se escriba como absolutamente nadie la pronuncia. Más allá de este sempiterno asunto, que genera filias y fobias por igual, lo fundamental es que el rico elixir a base de café, anís seco y canela, siga corriendo. A estas alturas, imagino que sabe por qué lo digo. Si no, se lo explico: ayer se dio a conocer que Cuenca albergará el Centro de Estudios Penitenciarios y los representantes de las diferentes administraciones y la Universidad regional brindaron con resoli para celebrar la buena nueva. Que, por cierto, es muy nueva y muy buena. En Cuenca, por desgracia, no estamos acostumbrados a recibir noticias como ésta. Ya nos va tocando…

Era un secreto a voces en determinados círculos. Servidor, como algunos otros compañeros de profesión, conocía que esta opción era muy posible desde hace meses, pero en aras de no tirar por tierra el proyecto hasta conseguir la confirmación oficial por parte del Ejecutivo nacional, todas las partes implicadas han permanecido en un segundo plano. Inmersos en el silencio y la prudencia. Muchas veces, la línea que separa el éxito del fracaso en este tipo de decisiones es muy delgada. Extremadamente delgada. Algo así como lo que Woody Allen planteó en Match Point. Sea como fuere, Cuenca lo ha conseguido. Se ha impuesto en una carrera de fondo en la que también tomaron la salida ciudades como Burgos, León, Soria, Segovia o Santander, entre algunas otras.

A grandes rasgos y para que se haga una idea, esto viene a ser como la Academia de Guardia Civil de Baeza o la de Policía Nacional de Ávila. Aquí recibirán formación todos los funcionarios de prisiones en ejercicio y los que quieran serlo el día de mañana. Calculan que hasta 1.000 durante todo el curso. De hecho, el proyecto es mucho más ambicioso y promete expandirse. El desembarco de esta infraestructura en territorio conquense supone un polo de atracción de personas, una fuente de riqueza directa e indirecta y un foco de creación de empleo, pues ya ha trascendido también que puede generar en torno a un centenar de puestos de trabajo. Si todos estos ingredientes los ponemos en la misma cazuela, el guiso resultante tiene como sabor principal el freno al dramático problema de la despoblación. Algo que, por cierto, ha pesado muchísimo a la hora de tomar la decisión. El Gobierno de España se impuso como compromiso volcarse con las zonas más afectadas demográficamente, y la verdad es que descentralizar este tipo de servicios vertebra el territorio.

Los que rigen los mandos de las naves conquenses no escatimaron en poner prometedoras etiquetas al asunto. «Marcará un antes y un después», «puede cambiar el devenir de la ciudad y la provincia» o «es un punto de inflexión hasta para el estado de ánimo», comentaron por ese orden Dolz, Martínez Guijarro y García-Page. Radiantes, exultantes, felices y hasta emocionados, como en el caso del alcalde. Como para no tirar así del resoli e inmortalizar la imagen, ya icónica, en el balcón del Ayuntamiento. Pues eso, que siga corriendo el resoli. Pero a base de bien, aunque haya que acabar como cubas. Motivos habrá para brindar si se materializa todo lo anunciado. Un chupito por el Parque Científico y Tecnológico; otro por el centro de convenciones; otro por los remontes al Casco Antiguo; otro por el centro de discapacitados... Lo dicho, acabaremos cosiendo las calles de acera en acera.

Posdata. Que a nadie se le olvide la ingente y capital labor de la asociación ‘Tu abandono me puede matar’, que en Cuenca coordina Enrique Merás, la génesis de todo este tinglado cuando ninguno de nosotros sabíamos ni lo que eran los estudios penitenciarios. Al César lo que es del César.

Contenido archivado en:
    PUBLICIDAD
  • Campaña piezas pan
  • Pequeños Sueños
  • Gasoleos Marin
  • El despertar de los sentidos
  • UCLM
Síguenos en:

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Saber más Aceptar