Síguenos:
Edición digital

El Miura del Casco Antiguo

Por Leo Cortijo

Comparte este artículo:
29/10/2021
Comparte este artículo:

Hay ciertos problemas en esta Cuenca nuestra que son más antiguos que la propia Cuenca. Si me apuran, llevan más tiempo ahí que las propias hoces que la erosión del agua sobre la roca caliza se encargó de gubiar hace miles de años y sobre las cuales nos erigimos como ciudad. Suelo decir que son asuntos que tienen la virtud de darnos y quitarnos la vida al mismo tiempo. Como el gato de Schrödinger, que sí y que no... Cosa que no es fácil, ojo. Tampoco nos vamos a engañar, pues si no existieran esos temas, digamos controvertidos, sería mucho mejor porque viviríamos en un lugar de naturaleza onírica. Un mundo de gominolas y piruletas. De todas formas, parece que nos empeñamos en mantenerlos latentes –y muchas veces se hacen patentes–, para tener algo de lo que hablar en la barra del bar o para que los políticos de turno se tiren los trastos a la cabeza, que para algo están.

Una de estas cuestiones de sempiterno tratamiento es la movilidad en el Casco Antiguo. El día de la marmota… Los vecinos de la zona han dado la voz de alarma por lo que viven en su barrio prácticamente todos los fines de semana. Sencillamente, dicen que no aguantan más. Que el «río de coches» que circula para arriba y para abajo por este espacio es «inasumible» y que eso genera además un «descontrol de aparcamiento bastante considerable». Lo que más harta a los residentes de este enclave es precisamente eso que parece ligar perfectamente con la idiosincrasia de Cuenca, y es que todo el mundo sepa que el problema está ahí, pero que nadie sea capaz de solucionarlo. El presidente de la asociación de vecinos lo resume en una frase lapidaria: «Pasan los años y los políticos y no tenemos una solución de verdad porque nadie es capaz de coger el toro por los cuernos». Un guante que el concejal de Movilidad, Adrián Martínez, recogió en La Tribuna para replicar que al toro no solo hay que cogerlo por los cuernos, sino que hay que «hacer la lidia correcta y exprimirlo al máximo aunque sea un astado muy complicado». ¿Saben una cosa? Y no es por ser equidistantemente salomónico, los dos tienen razón.

Uno de los apartados que más divide a todas las partes implicadas en esta materia, que no son solo Ayuntamiento y asociación de vecinos, porque también están metidos en el ajo los comerciantes, los hosteleros o los turistas, por ejemplo, es el sistema de videovigilancia. Las cámaras que regulaban los accesos y que planteó el PP en 2018 bajo el mandato de Mariscal. El Gran Hermano del Casco Antiguo. Todos los movimientos observados. Una medida que el PSOE de Dolz desechó ipso facto nada más llegar al poder un año después.

Desde el colectivo vecinal huyen de la maniquea visión de cámaras sí o cámaras no, de que «un partido las ponga y el otro las quite». En su opinión, el hecho de recuperarlas de alguna manera es una posibilidad que, por lo menos, habría que estudiar porque «es un bien de la ciudad en el que nos hemos gastado un dinero y que debería servir para regular el tráfico de alguna manera». No le falta razón. De hecho el concejal responsable no lo descarta del todo si el hecho de utilizarlas supone una mejora en el equilibrio entre «convivencia y movilidad sostenible». Eso sí, deja claro por activa y por pasiva que «ni por asomo» será en las mismas condiciones que plantearon los populares en su momento.

Y en esas estamos. En un tira y afloja por ver cuál es el camino que se toma para terminar de concretar la mejor solución. La que satisfaga a todas las partes. La que menos dudas genere. Si me apuran, la menos mala de todas las soluciones. Porque sí, regular el tráfico en el Casco Antiguo de Cuenca es como lidiar un Miura en Las Ventas en pleno San Isidro. Y además de los complicados, de los que no quieren nada por abajo y van al pecho. Pero con esos toros son con los que emergen los buenos toreros. Los que terminan siendo figuras y no solo tristes espadas de la zona tibia del escalafón. Ya veremos quién termina haciendo el paseíllo en este patrimonial coso conquense...

Contenido archivado en:
    PUBLICIDAD
Síguenos en:
Advertisement