Síguenos:
Edición digital

Predicar con el ejemplo

Por Leo Cortijo

Comparte este artículo:
12/3/2021
Comparte este artículo:

Cuando era un niño y hacía alguna trastada, tenía un método infalible para ahorrarme el rapapolvo de mi padre. O eso creía yo. Mi estrategia era poner rápidamente carita de cordero degollado y perjurar que no lo haría más. Con el paso de los años me di cuenta de que lo único que hacía el hombre era hacer la vista gorda en muchas ocasiones pensando en que eran cosas de críos. Eso sí, siempre me decía una frase que me ha perseguido como un mantra cada vez que tras un error nacía en mí el propósito de enmienda. «Predica con el ejemplo», me decía, y en mi cabeza sonaba automáticamente el lapidario sonido de un gong chino para darle a la sentencia de mi progenitor todavía más autoridad. Ahora, también con el paso del tiempo, entiendo que tenía más razón que un santo. El movimiento se demuestra andando, y no de boquilla. Dando ejemplo en la práctica y no con palabras vacías.

Eso mismo, predicar con el ejemplo, es lo que debemos pedirle a las administraciones en torno al asunto más importante de la semana. Seguramente del mes y posiblemente del año. Y es el desembarco en Cuenca de una empresa que promete generar más de 60 puestos de trabajo. La noticia no puede ser más positiva, y quien diga lo contrario siendo conquense está para que se lo haga mirar. Eso es llevar el cainismo hasta algo patológico. Es para estar contentos porque, tristemente, estamos acostumbrados a todo lo contrario. Y ahí viene la otra cara de la moneda, y es que antes de que lleguen los 60 de Vía Ágora, se marcharán los 51 de Siemens Gamesa. Si miramos el vaso medio vacío, es casi lo comido por lo servido. Si por el contrario nos quedamos con la parte positiva, supone la creación de un buen puñado de puestos de trabajo en un contexto como el actual, en el que hasta Job habría tirado ya la toalla.

Las administraciones tienen que predicar con el ejemplo en el sentido de que esta buena noticia no debe quedar aquí, como un oasis en el desierto. A Cuenca le hace falta andar un largo camino para equipararse a otras ciudades del entorno. El trecho, por largo que sea –y éste lo es– comienza con un primer paso. Éste puede ser uno, pero no el único. La clase política conquense se ha llenado la boca durante años y años cantando las alabanzas de nuestra ciudad y que eso debería ejercer como imán para atraer oportunidades de desarrollo y progreso. El alcalde actual, sin ir más lejos, comentó ayer en una rueda de prensa que éste debe ser el año de Cuenca. Dijo que la ciudad tiene que empezar a vivir una «transformación» para hacerla «más acogedora y moderna». Y todo con el ánimo de que «despegue», sobre todo, en el aspecto industrial, que es algo perentorio. Visto así, no le falta ni un ápice de razón y como propósito fundamental de la persona encargada de pilotar los mandos de la nave, está genial. Ahora bien, tiene que hacerse efectivo.

Darío Dolz apuesta por el método silencioso y el trabajo en la sombra. Dice que así, apartado del ruido, se consiguen mejores resultados. Y de esta manera asegura que sigue trabajando, en consonancia con el resto de administraciones, para que después del primer paso venga el segundo. Quién sabe, así puede llegar también el tercero. Y si lo hacemos medianamente bien, un cuarto y hasta un quinto. El tema estriba en demostrar el movimiento andando. Cuenca ha encontrado un potencial enorme en la bioeconomía forestal y el desarrollo sostenible. Igual, después de mucho buscar sin llegar a encontrar nunca nada, hemos hallado nuestro nicho de mercado. Lo que está claro es que nuestra pervivencia no puede pasar únicamente por meter todos los huevos en la cesta del turismo. El alcalde lo tiene claro y cuando lo expresa, la verdad, es que transmite confianza. Perfecto, pero mi padre –como a mí en su momento– le diría que siguiera predicando con el ejemplo.

 

Contenido archivado en:
    PUBLICIDAD
  • Campaña piezas pan
  • Pequeños Sueños
  • Gasoleos Marin
  • El despertar de los sentidos
  • UCLM
Síguenos en:

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Saber más Aceptar