Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

Los 5 lugares más impresionantes para disfrutar del invierno en Cuenca

El invierno en la provincia de Cuenca nos deja estampas difíciles de olvidar. Desde Life Cuenca! hemos creado una lista con los cinco lugares de nuestra provincia que no puedes perderte en invierno.

20/12/2020 - Cynthia Álvarez
20/12/2020 - Cynthia Álvarez

El invierno en la provincia de Cuenca es sinónimo de magia, belleza y encanto. Quienes han tenido la fortuna de contemplarlo alguna vez difícilmente podrán borrar de sus retinas esas imágenes bucólicas que bien podrían hacer sombra a cualquier estampa o postal de Navidad. Pero si hay un momento en el que la naturaleza nos hace dudar entre sueño o realidad es cuando aparece la nieve. Los copos traen consigo un paisaje que muchos llevan grabado para siempre.

Hoy vamos a hablar de los cinco lugares más impresionantes para disfrutar del invierno en Cuenca. Toma nota y no te pierdas ninguno de ellos esta temporada.

El Nacimiento del Río Cuervo es, por antonomasia, uno de los enclaves más valorados de la provincia de Cuenca. En todas las guías y listas de lugares que visitar en Cuenca, el Nacimiento del Río Cuervo copa las primeras posiciones. Pero es en invierno, con la llegada del frío, la nieve y el hielo cuando la visita se torna un privilegio, un regalo del que solo queda disfrutar. Situado a 5 kilómetros del término municipal de Vega del Codorno, en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, este Monumento Natural nos ofrece una riqueza paisajística en la que flora y fauna se dan la mano en un paisaje cuyos saltos de agua son dignos de ser contemplados, sobre todo cuando la nieve y las fuertes heladas consiguen congelar el agua, dejando una imagen única.

La Ciudad Encantada es otro de esos lugares que los afortunados que han tenido la suerte de visitarlo recuerdan siempre que hablan de su viaje a Cuenca. Declarado en 1929 Sitio Natural de Interés Nacional, la Ciudad Encantada es un paraje en el que podemos ver los efectos de la acción del agua, el viento y el hielo a lo largo de los siglos, con la formación de rocas calcáreas y calizas que son el gran atractivo de este lugar de la provincia de Cuenca. Cuando la nieve decora el paseo ylas piedras es uno de los mejores momentos para visitar este enclave situado a 30 kilómetros de la capital.

Y hablando de nieve... ¿quién puede olvidarse de La Mogorrita? ¿Sabías que Cuenca estuvo a punto de tener una estación de esquí? El pico más alto de la provincia de Cuenca, situado a 1864 metros de altitud, es desde hace décadas uno de los lugares de peregrinación para los amantes de la nieve. Conquenses y foráneos visitan este lugar con la llegada de las primeras nieves para disfrutar del paisaje que nos ofrece uno de los enclaves más espectaculares de nuestra provincia. En el siglo pasado, la gran afluencia de visitantes que recibía La Mogorrita para la práctica de esquí y las condiciones favorables de la zona fueron los motivos principales por los que a finales de los años 80 se contempló la posibilidad de crear una pista de esquí, un proyecto que finalmente no fue llevado a cabo.

Además, en el recorrido hacia La Mogorrita pasaréis por el pueblo de Huélamo, un municipio que no podéis perderos y que desde aquí os recomendamos visitar encarecidamente.

¿Y cómo va a faltar el agua en la lista de lugares más impresionantes para disfrutar del invierno en Cuenca? No nos podemos olvidar de la Balsa de Valdemoro, una maravillosa cascada que debe su nombre al pueblo en el que se encuentra, Valdemoro de la Sierra. Quizás no es un lugar tan conocido y visitado como el Nacimiento del Río Cuervo, pero lo cierto es que la Balsa de Valdemoro bien merece un espacio en estas líneas. En invierno, cuando el agua se congela, ofrece una de las instantáneas más bellas para el recuerdo de quienes la visitan. El paraje se puede contemplar desde la parte inferior y superior de la cascada, disfrutando de las distintas perspectivas del lugar. En las inmediaciones hay una zona de merendero en la que conquenses y turistas paran a descansar y reponer fuerzas para seguir descubriendo la provincia de Cuenca.

Y de la balsa nos vamos a una laguna, porque queremos seguir contemplando el invierno en las zonas de agua más impresionantes de nuestra provincia. ¿Cómo obviar la Laguna de Uña?

Sin duda, una de las imágenes más sobrecogedoras que nos podemos llevar de la Laguna de Uña es verla congelada. Durante los meses de invierno, los termómetros llegan a registrar algunas de las temperaturas más bajas de la provincia en el municipio de Uña, lo que hace que en más de una ocasión la laguna, perteneciente a su término municipal, se congele a causa de las condiciones climatológicas.

No importa el frío, no importa el viento, no importan la nieve ni el hielo. Lo único que importa es no abandonar este mundo sin haber sido testigos de las maravillas del invierno en la provincia de Cuenca. Prepara tu ropa de abrigo, llama a tus seres queridos y proponles un plan de los que perduran para siempre en la mente y el corazón de todos. Porque los recuerdos convierten el pasado en un eterno presente.

    PUBLICIDAD
  • Circuito Retos Virtuales
  • Gasoleos Marin
  • Talleres Manchegos
  • Curso Docencia de la formación profesional para el empleo
Síguenos en:

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Saber más Aceptar
×

Suscríbete

Recibe las noticias de Cuenca, los reportajes y los contenidos más interesantes donde tú prefieras.

Suscribirme