Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia
Imagen de Turismocastillalamancha.es
Imagen de Turismocastillalamancha.es

7 actividades acuáticas: deporte y ocio refrescante en Cuenca

Pese a no contar con uno de los veranos más calurosos de la meseta, nuestros ríos, embalses y lagunas nos permiten practicar actividades acuáticas para refrescarnos en los meses veraniegos.

31/7/2021 - Redacción
31/7/2021 - Redacción
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • Mañanas calurosas, tardes extremas y noches refrescantes. Así se vive en Cuenca durante los meses de verano. Las horas de calor se concentran de sol a sol y, cuando empezamos a vislumbrar el reflejo de la luna, las temperaturas amainan. Pero para combatir el calor y amenizar las vacaciones tanto de los más pequeños de la casa como de los más adultos, te proponemos a continuación 7 actividades acuáticas que podrás realizar en la provincia.

    El agua y el deporte se convierten en la dupla perfecta para aumentar los niveles de adrenalina en mitad del relax vacacional. La provincia ha creado un parque acuático en plena naturaleza que ofrece un abanico de posibilidades para todos los gustos: aventureros, tranquilos, los que prefieren la superficie, los que optan por sumergirse, los que se embelesan río abajo o los que contemplan la inmensidad de la laguna.

    Barranquismo

    La orografía característica del paisaje kárstico conquense crea un escenario único para practicar barranquismo, una actividad grupal y divertida. Cascadas, tramos encañonados, pequeños remansos en el río… la variedad en el recorrido de las aguas fluviales de la provincia conforma un catálogo amplio y con diversos niveles de dificultad aptos para principiantes y profesionales, según la zona donde se practique. Debemos ser prudentes por el riesgo que conlleva no conocer la técnica al saltar y los espacios aptos para su práctica.

    Bajo la imponente mirada del Ventano del Diablo, la hoz del Júcar alberga esta actividad, con un recorrido de dificultad baja que no requiere de conocimientos previos y que nos regala unas aguas cristalinas a su paso por el mirador natural.

    En la zona de Poyatos la ruta se complica, pues existen toboganes, saltos y estrechos más complejos, incluso cuenta con un rápel con un amplio tramo sin tocar la pared, tan solo colgados de la cuerda y disfrutando de la bajada sin agarres. En esta zona será necesario hacer uso de técnicas de escalada, igual que en el barranco de las Majadas: “La Hocecilla”, caracterizado por sus imponentes estrechos combinados con tramos abiertos tanto al inicio como al final del recorrido.

    Existen también barrancos más profundos con unas condiciones que se diferencian del resto, como es el caso de “La Hociquilla”. Pese a ello, se puede completar con facilidad, mereciendo la pena realizarlo por la particularidad de su descenso, siendo uno de los más recónditos de la provincia. Cuenta con tres tramos: el primero, más abierto y envuelto por la vegetación autóctona; el segundo vertical y próximo al barranquismo puro; y un último espacio también abierto.

    En Herrería de Santa Cristina, concretamente en la Hoz Somera, los amantes de este deporte podrán disfrutar del primer barranco deportivo de Cuenca, con unas condiciones exclusivas dado que cuenta con rápeles de caracol, sifones e incluso una cueva escondida. Escondido se encuentra también su acceso, pues suele ser una zona poco transitada y conocida, lo que le confiere un aura singular.

    Imagen de losbarrancosmultiaventura.es
    Imagen de losbarrancosmultiaventura.es

    Como muestra factible de la variedad de entornos que ofrece la Serranía, encontramos el “Arroyo Frío”. Surcando Vega del Codorno, Poyatos y Las Majadas, podremos fusionar esta disciplina con el senderismo para cambiar el sentido del barranco y poder recorrerlo de manera ascendente. Se asemeja más a una ruta a pie al uso.

    Otras zonas no son tan recomendables para los meses estivales, como por ejemplo el barranco de “Portilla” (entre paredes encajonadas) o el de “La Dehesa”, pues se encuentran en todo su esplendor tras las estaciones más lluviosas. En este último, las formaciones calizas se abren paso para diseñar un espacio emblemático del barranquismo conquense.

    Imagen de aventuradecabrejas.com
    Imagen de aventuradecabrejas.com

    Los recorridos suelen girar en torno a las 3- 4 horas de duración y los mayores de 10 años podrán disfrutar de esta aventura donde los saltos y la valentía se convierten en los protagonistas de un día marcado por unas vistas privilegiadas por la fauna y la flora que acompañan al cauce del río.

    Piragüismo

    Dado el cenit que ha alcanzado este deporte en la ciudad, ya no solo se practica en verano, sino durante todas las épocas del año. El Club de Piragüismo de Cuenca está de enhorabuena. Nombres como el de Arantza Toledo, David Olivares, Víctor Pardo o Enrique Rubio entre muchos otros han catapultado la disciplina a la cima y han coronado a sus palistas en campeonatos nacionales e internacionales. Además, el club continúa organizando veladas nocturnas bajo la luz de la luna llena en fechas señaladas y donde los asistentes disfrutan de un paseo mágico en un entorno encantado. Este verano también han preparado cursillos para niños para que puedan aprender las técnicas de navegación correctas desde la base.

    El Júcar parte la capital en dos y junta en sus aguas a todo aquel que desee iniciarse en este deporte, pues alberga espacios tranquilos para disfrutar en familia. Sin embargo, también propone rutas idóneas para la práctica de aguas bravas, en las inmediaciones de Villalba de la Sierra.

    En Albendea y San Pedro Palmiches encontramos la zona de “Las Juntas”, donde las aguas bravas en la convergencia del Escabas y el Guadiela aligeran este punto clave para aquellos que prefieren rapidez a remanso. Pese a ello, no se erige como un lugar de dificultad extrema. Más sencilla es todavía la ruta del “Merendero San Marcos”, también en San Pedro Palmiches y diseñada por Aventura de Cabrejas.

    Imagen de aventuradecabrejas.com
    Imagen de aventuradecabrejas.com

    En pleno corazón del Parque Natural de la Serranía Conquense, La Toba nos presta sus más de 100 hectáreas navegables para conocer su flora y su fauna. Se han llegado a proponer rutas tanto a la luz del sol como de la luna. El embalse de Buendía y las reposadas aguas del río Guadiela también acogen paseos agradables.

    Buceo

    El instructor Martín Brau Álvarez se encarga de enseñar a lo largo de toda la provincia el manejo de las técnicas de buceo. Por un lado, la actividad que plantea se conoce como “Bautismo de buceo” o iniciación al submarinismo. Las personas que no se han sumergido nunca en las profundidades acuáticas realizarán su primera toma de contacto en el agua en una piscina. Allí aprenderán nociones básicas como el control de la respiración. Ganarán confianza quitándose el regulador y poniéndoselo de nuevo bajo el agua. Una vez que los asistentes adquieren estos conocimientos realizan su primera inmersión en un recorrido de unos 35 minutos.

    Martín en el bautismo de buceo. Imagen de actisubcuenca.com
    Martín en el bautismo de buceo. Imagen de actisubcuenca.com

    La segunda opción que oferta, más prolongada en el tiempo, es el curso de buceo. Se combina la práctica con la teoría y después se realizan dos inmersiones en río (en las inmediaciones de Villalba o en Priego cuando el agua se enturbia en la Toba, pues en la confluencia del Escabas y el Guadiana el reflejo cristalino del río mejora la visibilidad) y otras dos en el mar. Los que aprueben el examen final obtendrán un certificado internacional.

    Actisubcuenca.com
    Actisubcuenca.com

    Con una media de 10 certificaciones al año, Martín nos cuenta que ofrece una atención casi individualizada: “Mis cursos suelen ser de dos personas. La atención es muy diferente a la que se ofrece en otros cursos. A la gente que empieza desde cero primero les ofrezco el bautismo de buceo. Si después realizan el curso completo, no les cobro la iniciación al submarinismo”.

    Zonas de baño autorizadas

    Existen 7 espacios supervisados en la provincia para poder darte un chapuzón en aguas dulces. El embalse de Buendía cuenta con dos zonas de baño, ambas situadas en el municipio. A su paso por Albendea, el Guadiela también es un punto supervisado. Destacan espacios enrocados como el paraje de Cueva Tomás.

    En plena Serranía Alta, la Laguna del Tobar en Beteta y el río Cuervo en Santa María del Val nos permitirán darnos un chapuzón refrescante apto para los más valientes. Solo los que aguanten las bajas temperaturas con temple podrán sumergirse en sus aguas, pues el fresco serrano envuelve sus ríos y desciende su temperatura.

    Otro de los espacios más transitados de la provincia es el embalse de la Toba, cerca de Uña. No solo podremos bañarnos sino también practicar diversos deportes detallados anteriormente.

    UñAventura.com
    UñAventura.com

    Cañamares también nos acoge en el espacio transitado por el río Escabas, de aguas cristalinas, que ha creado un entorno propicio para disfrutar de un chapuzón refrescante. Aquí se encuentra la playa de Cañamares, una de las zonas de baño más frecuentadas de la provincia.

    Existen otras zonas de baño conocidas, como las Chorreras de Enguídanos o las pocetas de Palomera, pero no están vigiladas ni autorizadas.

    Rafting

    A bordo de un bote, en compañía de otros tripulantes y empujados por la corriente, podremos liberar toda nuestra energía río abajo gracias al rafting. Hablamos con la compañía Aventuras Colgadas, que nos cuenta que la mejor época para embarcar es en el inicio de la primavera. Pese a que reconoce que no es una actividad tan demandada como el piragüismo en la provincia, “los clientes salen encantados al vivir de cerca las aguas bravas”. Albendea y Enguídanos son dos de los espacios más transitados que acogen esta actividad, pese a que en el último municipio las variaciones en el caudal del Cabriel limitan el horario en el que se puede realizar.

    Imagen de aventurascolgadas.es
    Imagen de aventurascolgadas.es

    Paddle Surf

    En las inmediaciones del Guadiela, mezclando el surf del mar y el piragüismo de aguas tranquilas, en Cuenca, muy cerca de Buendía. Así podremos disfrutar de una actividad novedosa: el Paddle Surf. El color Turquesa de las aguas se fusiona con su genio calmado, lo que conforma un terreno óptimo para mantener el equilibrio con nuestra tabla, pues tendremos que erguirnos y guiar nuestro rumbo con una pala.

    Mega SUP

    Imagina practicar Paddle Surf en grupo y todos subidos en una misma tabla. Ahora es posible con el mega SUP. Descendiendo por el caudal en una tabla junto a 6 personas más, será fundamental la coordinación de todos los integrantes del grupo si se quieren mantener encima de la superficie flotante. Se podrá elegir entre aguas más tranquilas o un descenso río abajo que variará su dificultad en función de la zona en la que nos encontremos.

    Mega SUP, imagen de multiaventurabuendía.es
    Mega SUP, imagen de multiaventurabuendía.es

    Nuestros ríos y embalses se convierten en el mejor aliado para olvidarnos de las altas temperaturas y disfrutar de las posibilidades de nuestras aguas. Una vez más, la naturaleza y el deporte se fusionan para ofrecernos actividades variadas en un entorno tranquilo donde nosotros pondremos esa nota del color a un verano relajado y en paz en pleno corazón rural.

      PUBLICIDAD
    • Netvoluciona
    Síguenos en:
    Advertisement