Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia
Chorreras de Enguídanos
Chorreras de Enguídanos

Nueve parajes naturales donde te puedes dar un chapuzón en la provincia de Cuenca

Con la subida de las temperaturas, la permanencia del sol y la llegada del verano, con sus correspondientes vacaciones, lo que más apetece es acercarse a una zona de agua y disfrutar de la sensación de frescor, y si puede ir acompañado de buenas vistas, mejor. Proponemos varias zonas de la provincia para darse un baño

13/6/2021 - Vanesa Moreno
13/6/2021 - Vanesa Moreno
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • Uno de los principales encantos de nuestra tierra, son los paisajes naturales que están protagonizados por agua. Lagunas, embalses, ríos, cascadas... hacen de la provincia de Cuenca un lugar con encanto en el interior de la Península Ibérica. Algunos de estos lugares están declarados monumentos naturales, como las Lagunas de Cañada del hoyo, en las que no está permitido el baño. Sin embargo, hay otros humedales en los que sí está permitido darse un chapuzón para aliviar el calor. Con la llegada del verano, cientos de personas acuden a estos parajes, que además de refrescar, ofrecen unas vistas inmejorables.

    Una de estas zonas de baño autorizadas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha es la playa de Cañamares, atravesada por el río Escabas. Sus aguas son bastante frías, aunque ello no quita las ganas de disfrutar de ellas. Cada año se convierte en una de las alternativas para aquellos que aman el agua y no pueden viajar hasta el mar. La playeta está totalmente acondicionada para que los bañistas puedan disfrutar también del reposo tras pasar por el agua, con sombrillas y zonas adecuadas para tomar el sol.

    Playeta de Cañamares
    Playeta de Cañamares

    Otro de los lugares emblemáticos donde poder flotar en el agua disfrutando de un paisaje único es el embalse de La Toba, cuyo agua se desvía a la laguna de Uña, en plena Serranía de Cuenca. En el embalse, no solo se puede nadar, sino que también se pueden realizar multitud de deportes acuáticos, como piragüismo o buceo. En La Toba está permitido el baño durante todo el año, y es la época estival la que más visitantes atrae a esta reserva de agua, una de las más importantes de la provincia de Cuenca.

    Embalse de la Toba
    Embalse de la Toba

    Para hablar de parajes acuáticos en Cuenca, no puede faltar uno de los lugares más reconocidos de la provincia, ya no solo por su agua, sino por la Ruta de las Caras. El embalse de Buendía es uno de los destinos en los que, tras un paseo disfrutando del arte de las rocas esculpidas que dan forma a caras distintas, el visitante se puede dar un baño en el embalse, pescar o incluso comer en los merenderos que se encuentran en sus inmediaciones.

    Las aguas de Beteta, más allá de ser reconocidas por su riqueza a nivel alimentario, también lo son a nivel turísticos. En El Tobar, los bañistas podrán disfrutar del baño en su Laguna Grande, que recibe sus aguas de forma natural, a base de manantiales, y de forma artificial, por el trasvase del río Cuervo. La riqueza de su ecosistema, hace de El Tobar un sitio único, traducido en su declaración como Reserva Natural, a lo que hay que añadir la belleza del entorno.


    El Tobar
    El Tobar

    Siguiendo por la misma zona, en Santa María del Val, concretamente, en el río Cuervo, se halla otra de estas zonas de baño de interior de las que se puede disfrutar en tierra conquense. El pantano de 'La Tosca' ofrece la oportunidad de relajarse y disfrutar de la tranquilidad en sus aguas, situadas en un valle abierto, con un color verdoso, donde se puede observar los pinares y brutas rocas de la Serranía.

    El río Guadiela pasa por el territorio municipal de Albendea, una zona de baño excelente para pasar el día en tranquilidad, con zona de recreo con barbacoas y mesas. Este río ofrece varias zonas en la orilla desde las que se puede acceder al agua, destacando la Cueva Tomás, uno de los parajes más concurridos para bañistas en la zona. Desgraciadamente, tras su cierre el año pasado por cuestiones sanitarias, todavía se desconoce si este año abrirá para que los visitantes puedan acceder a sus aguas.

    En el caso de que no se quiera salir del territorio de Cuenca capital, en la Playa Artificial también se puede disfrutar de un baño en el río Júcar. Aunque es una zona privada, su localización y su acondicionamiento hacen de ella un lugar perfecto para alejarse del estrés y de la rutina.

    Además, existen otras zonas de baño en la provincia que no están controladas por la Junta, pero que atraen todos los años a cientos de turistas. Las chorreras de Enguídanos es uno de esos lugares que son de visita obligada. Es uno de los parajes acuáticos más emblemáticos de la provincia. El agua del río Cabriel, con una claridad y color únicos, desciende sobre un conjunto de rocas sobre las que uno se puede refrescar y además, disfrutar de las vistas. Otra zona en la que se puede disfrutar de un baño muy refrescante es la playeta de Víllora, en la misma zona, por la que pasa también el río Cabriel y que constituye un paraje idóneo para pasar el día.

    Contenido archivado en:
    naturalezaPatrimonioZonas de Baño
      PUBLICIDAD
    • Campaña piezas pan
    • Pequeños Sueños
    • Gasoleos Marin
    • El despertar de los sentidos
    • UCLM
    Síguenos en:

    Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

    Saber más Aceptar