Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

Un recorrido por los yacimientos arqueológicos de la provincia de Cuenca

Celebramos el Día Internacional de la Arqueología recorriendo los yacimientos más importantes de nuestra provincia. Legado de las civilizaciones que han habitado nuestra tierra y que sale a la luz gracias al trabajo de los arqueólogos.

28/7/2020 - Redacción
28/7/2020 - Redacción
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • 31

    En este 28 de julio se celebra el Día Internacional de la Arqueología. Esta efeméride se viene celebrando desde el año 2011 con el objetivo de dar visibilidad al trabajo diario de las personas que desarrollan su labor entorno al estudio, conservación y difusión del Patrimonio Arqueológico.

    En la actualidad, la arqueología es considerada una ciencia histórica autónoma;​ es decir sería una de las distintas disciplinas históricas. Su principal objetivo es el estudio de los cambios en la organización social, así como la diversidad del comportamiento humano (económico, político, ideológico) en el pasado. En definitiva, la arqueología nos permite conocer nuestros orígenes y tener más clara nuestra historia.

    Sin ir más lejos, hace no demasiados días, en Life!Cuenca nos hacíamos eco de un estudio que concluye que la ciudad de Cuenca fue fundada entre los años 950 y 1032, gracias a diferentes pruebas científicas realizadas por los arqueólogos Santiago David Dominguez y Michel Muñoz. En una provincia como la nuestra, con una importantísima historia, plagada de vestigios que han ido dejando las diferentes civilizaciones que han pasado por ella desde hace miles de años, esta disciplina se antoja imprescindible.

    El incansable e incuestionable trabajo de los arqueólogos ha dejado al descubierto restos que han resultado ser imponentes yacimientos. Esto unido, claro está, a unas dosis apropiadas de fortuna, como la que se presenta cuando un agricultor se topa, sin quererlo, con unas piedras sin aparente importancia, pero que luego resultan pertenecer a los restos de una villa romana.

    Yacimiento de Noheda

    Algo así es lo que sucedió en Noheda, el yacimiento romano que tras 15 años de excavaciones sigue asombrando al mundo, y en el que los arqueólogos continúan su trabajo para seguir descubriendo los restos de la villa, que datan del Siglo IV y de los que se calcula que apenas han salido a la luz un 5% del total.

    El de Noheda (pedanía de El Villar de Domingo García) es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la provincia de Cuenca, no en vano alberga uno de los mosaicos figurativos más grandes y mejor conservados del imperio romano. Este hallazgo ha puesto al pequeño pueblo en el que se sitúa en el mapa, y atrae inversiones de todas las administraciones, empeñadas en poner en valor este magnífico enclave.

    Yacimiento de Noheda. Foto: Netvoluciona
    Yacimiento de Noheda. Foto: Netvoluciona

    La Cava

    Unos 50 kilómetros al Oeste, en plena Alcarria conquense, encontramos el municipio de Garcinarro con su yacimiento de La Cava, un antiguo asentamiento cuyo origen data de la Edad de Bronce (entre el año 2.500 y el 1.000 a.C.). Se trata de uno de los últimos descubrimientos realizados en la provincia de Cuenca. Las primeras excavaciones fueron realizadas en 2013 y 2014 por el arqueólogo Miguel Ángel Valero, y han permitido sacar a la luz restos que certifican el paso por este enclave de celtíberos, romanos y visigodos.

    El municipio de Garcinarro, consciente de la importancia que tiene este yacimiento, continúa trabajando en su puesta en valor, adecuación y difusión de cara al aprovechamiento turístico del mismo. En el año 2015 se inauguró el Centro de Interpretación, y desde entonces se ha trabajado en la mejora de los accesos y la señalización.

    Yacimiento de La Cava. Foto: lacavagarcinarro.com
    Yacimiento de La Cava. Foto: lacavagarcinarro.com

    Ercávica

    Continuamos nuestro viaje por la provincia y, sin abandonar la Alcarria, nos dirigimos hasta el municipio de Cañaveruelas. A orillas del embalse de Buendía se sitúa el yacimiento romano de Ercávica, una ciudad fundada ex novo, probablemente entre los siglos II y I a.C., en la que se evidencian con nitidez sus rasgos romanos, al estar dotada de un trazado urbano regular, en el que sus calles adoptan una disposición ortogonal, y contar con los edificios públicos y privados propios de una urbe romana.

    Yacimiento de Noheda. Foto: Cultura CLM
    Yacimiento de Noheda. Foto: Cultura CLM

    Valeria

    A unos 30 kilómetros al sur de la ciudad de Cuenca, en las últimas estribaciones de la Serranía, se encuentran las ruinas de la ciudad romana de Valeria, un importante yacimiento romano situado entorno a las hoces del río Gritos y el río Zahorra, en el municipio de Las Valeras. Fue fundada entre el año 93 y el 82 a. C.

    Aunque parte de las ruinas han permanecido siempre visibles, las primeras excavaciones y estudios datan de los años 50 del siglo pasado, encabezadas por el entonces alcalde de Valeria, Francisco Suay. En 1970 se inician las excavaciones de una manera científica, y en 1977 el yacimiento es declarado Bien de Interés Cultural.

    Yacimiento de Valeria. Foto: Netvoluciona
    Yacimiento de Valeria. Foto: Netvoluciona

    Segóbriga

    En plena Mancha conquense, en el municipio de Saelices encontramos el Parque Arqueológico de Segóbriga. Se trata de una de las ciudades romanas mejor conservadas y uno de los conjuntos arqueológicos más importantes de la Península.

    Su origen como asentamiento data del siglo II, aunque se han encontrado restos que indican la existencia de un castro celtíbero en el cerro de Cabeza de Griego, enclave en el que se encuentra Segóbriga. Fue una ciudad próspera, que vivió de la explotación de las cercanas minas de lapis specularis. Quizás por ello pudieron construir el espectacular Teatro y el impresionante Anfiteatro cuyas ruinas hoy podemos admirar.

    Las primeras excavaciones en Segóbriga datan de principios del siglo XIX.

    Estos son algunos de los yacimientos más conocidos en nuestra provincia, pero también merecen mención otros hallazgos o vestigios en los que el trabajo de los arqueólogos ha sido clave para arrojar luz sobre nuestro pasado. El Mausoleo de Llanes, las minas romanas de Lapis Specularis en Torrejoncillo y Saceda del Río, el yacimiento de la Fuente de la Mota en Barchín del Hoyo... Todos ellos merecen al menos una visita, y de todos ellos seguiremos hablando en el futuro.

    Teatro romano de Segóbriga
    Teatro romano de Segóbriga
    66
    Contenido archivado en:
    YacimientosTurismoArqueología
      PUBLICIDAD
    • Netvoluciona
    Síguenos en:
    Advertisement