Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

Contacto OVNI en Villares del Saz (Cuenca)

Analizamos el extraño suceso ocurrido en 1953 en la localidad conquense de Villares del Saz, en el que un muchacho del pueblo que cuidaba del ganado vio descender de los cielos nada más y nada menos que un platillo volante. Por si fuera poco, el joven mantuvo contacto con unos seres que viajaban en el OVNI.

Actualizado: 2/7/2021 9:58 - Alberto M. Rodríguez
Actualizado: 2/7/2021 9:58 - Alberto M. Rodríguez
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • Hace ya unos años decidí introducirme en el mundo del misterio. Ir más allá, subir otro peldaño y pasar de ser un mero espectador de historias, a estudiarlas, investigarlas y por qué no, también a contarlas. Fue en ese momento cuando me di cuenta de una cosa, el público tiende a unir las palabras OVNI con cualquiera de estas otras: platillos volantes, alienígenas, extraterrestres, invasión a la tierra... Con esta historia quiero daros a conocer un caso de contacto con un OVNI y contar la diferencia entre éste y otras cosas relacionadas con la ufología.

    ¿OVNI O PLATILLO VOLANTE?

    Tras mi recorrido por el misterio he podido observar cómo en algunos casos relacionados con la ufología, los lectores u oyentes no suelen apreciar la diferencia entre un OVNI y un platillo volante. Por ello, y debido a que no en todos los casos de la ufología ha habido extraterrestres, naves espaciales o platillos volantes, comenzaré explicando esta gran diferencia. Un OVNI es un Objeto Volador No Identificado, que no tiene por qué ser una nave espacial que llega a la Tierra a invadirnos. Perfectamente podría ser cualquier experimento del gobierno, un dron, un nuevo modelo de aeronave, e incluso, un nuevo tipo de arma. Por lo tanto, ¿los OVNIS existen? En mi opinión sí. En ocasiones, pueden ser objetos voladores que una persona no identifica, otras veces y vistos desde otra zona, pueden ser perfectamente reconocidos, e incluso lanzados por alguien. Ahora vamos a otro punto, ¿existen los alienígenas, las naves de otros planetas o platillos volantes? Vamos a resolverlo...

    Supuesto ovni que vio Máximo. Dibujo de Luís Roibal.
    Supuesto ovni que vio Máximo. Dibujo de Luís Roibal.

    OVNI EN VILLARES DEL SAZ

    Para ayudaros a resolver esta cuestión y que penséis en si hay vida más allá, os traigo un caso cercano que aconteció en Cuenca el 1 de Julio de 1953, concretamente en la localidad de Villares del Saz. Aprovechando su aniversario, quería haceros partícipes de esta historia que ocupó algunas de las páginas del diario “La Ofensiva”, con una crónica del periodista Jesús Sotos y dibujos del pintor Luís Roibal, así como algunas páginas del libro “Encuentros OVNI: la historia de los OVNIS en España” de Iker Jiménez. Concretamente empieza así: “Máximo Muñoz Hernáiz, pastor analfabeto de trece años se encontraba en un paraje de las afueras del pueblo conocido como “La Islilla” al cuidado de un grupo de vacas. Un silbido muy agudo, semejante al ruido de un globo grande desinflándose alertó al muchacho. Tras darse la vuelta descubrió algo parecido a una tinaja con cuatro patas que había tomado tierra a un metro escaso del lugar donde se encontraba. El artefacto, cuya superficie era grisácea, o tal vez metalizada, tenía una altura aproximada de un metro y medio y una anchura de unos treinta centímetros”.

    El matrimonio de Villares del Saz está compuesto por Felipe Muñoz, Amalia Hernáiz y sus seis hijos, uno de ellos nuestro protagonista, Máximo Muñoz. Vasado en la entrevista de “La Ofensiva” al muchacho, os relato cómo acontecen los hechos, entre las 13.00 y las 14.00 horas del mediodía.

    Máximo está pastando sus vacas en el campo cuando oye el extraño ruido, tenue, apagado y por tiempos. A escasa distancia del muchacho se posa desde el cielo un aparato metalizado que, a primera vista, tiene forma de tinaja con cuatro patas, de unas medidas aproximadas de 1.30 metros de altura por unos 0.30 metros de anchura. Máximo afirma en su entrevista que cuando se dispone a coger esa pequeña “tinaja” un rebaje de la misma se abre en forma de puerta y salen de ella tres tietes (así los describe en sus respuestas). Éstos eran unos pequeños seres que Máximo describe de unos sesenta y cinco centímetros, de color amarillo y con los ojos estrechos. Salen de la “tinaja” por la parte superior y de un salto caen de pie en el suelo.

    Además de tener comunicación con los supuestos seres extraterrestres que se ubicaban en el OVNI, esta última afirmación es la que hace Máximo en su entrevista: asegura que esos seres hablan pero que no entiende nada de lo que dicen. Pasados unos segundos, uno deellosseacercaaélyledauna “pequeña bofetada” o palmadita en la cara y acto seguido, de un salto, vuelven a la “tinaja” o globo en el que habían llegado y se marchan. Máximo informa al periodista como vestían: un traje azul y una gorra, también llevaban una chapa metálica en la manga del uniforme. Por último, cuenta que, al irse el OVNI, despegó muy deprisa y luciendo con un destello muy brillante.

    Supuestos tietes que salieron del ovni. Dibujo de Luís Roibal.
    Supuestos tietes que salieron del ovni. Dibujo de Luís Roibal.

    TEORÍAS E HIPÓTESIS

    El periodista Jesús Sotos intentó pillar al chico en algún renuncio con preguntas trampa. Pero, la conclusión que se sacó es que el chico no estaba dormido, ni tuvo sueños en los momentos del avistamiento, además, de haber estado dormido, las vacas se habrían marchado. Máximo estaba seguro de lo que había visto y descartaron también una posible invención suya, pues el chico era analfabeto y no sabía ni leer ni escribir. Se mantuvo también la posibilidad de una enfermedad mental, pero la familia afirmó que no habían tenido casos en ningún miembro. Debo destacar también que más adelante se hizo una entrevista a los padres y el tema del avistamiento los hizo introducirse en un estado de miedo y pánico, hasta tal punto, que comentaron que si alguien tenía que ir preso, que fuera el padre y no el chico. Tenían miedo de lo que las autoridades podían hacerle al joven y que fuera acusado por una supuesta historia inventada.

    Felipe y su hijo acudieron a las autoridades y la visita al lugar de los hechos, se hizo en compañía del Jefe de Puesto de la Guardia Civil. Allí encontraron cuatro agujeros de unos 5 centímetros de profundidad por 2,5 de ancho, que formaban un cuadrado perfecto de unos treinta y seis centímetros de lado. Vieron otras pisadas, aunque no pudieron detallar la forma de las mismas. Jesús Sotos también quiso hablar con las autoridades que visitaron el lugar. Le recibe el Guardia Civil Jesús Conde y su respuesta es clara y concisa: “El informe realizado de los asuntos lo envié a los gobiernos de Cuenca. Personalmente nada puedo decir, ni siquiera a la prensa”. Sin embargo, el periodista siguió insistiendo, a lo que el agente respondió que todos los allí presentes habían visto lo mismo: huellas y marcas sin identificar. El agente afirmó haber escrito en el parte lo que Máximo le comentó y lo que él mismo había observado en el terreno. Otro agente que acudió al lugar de los hechos, Guillermo Muñoz, se limitó a decir lo que habían dicho todos sin afirmar o desmentir nada más.

    ENCUENTRO EN LA TERCERA FASE

    La actualidad que vivimos nos obliga a hablar de fases. Nos ha tocado ser partícipes de un confinamiento y un día a día que cambia según avanza la fase de escalada debido al Covid-19. Por poner un símil con esta historia quería remarcar que existen unas fases o tipos de avistamientos OVNI. La escala consta de tres apartados según el tipo de acontecimiento a la hora de ver el objeto. Esta escala la estableció el “padre de la ufología”, el investigador y astrofísico Josef Allen Hynek. Comentar brevemente que de aquí viene el título de la película “Encuentros en la Tercera Fase”. Esta historia, basada en la entrevista a Máximo Muñoz, nos deja una conclusión rápida y concisa: si todo transcurre como el niño indica, tenemos ante nosotros un caso OVNI y contacto con alienígenas en la tercera fase o de tipo tres.

    En localidades cercanas a Villares del Saz, como pueden ser Honrubia o San Clemente, también vieron la forma del globo que nuestro protagonista relató, surcando los cielos de la zona. Incluso hay semejanza con un avistamiento en Palma de Mallorca, pero en mi opinión, podemos diferenciar los casos. En primer lugar, por las fechas, los avistamientos de otras zonas son incluso veintiséis días más tarde, después de los sucesos de Villares y, en segundo lugar, si fuera el mismo OVNI, ¿por qué solo aterrizó en Villares y no en los otros lugares que fue avistado?

    REFLEXIÓN UFOLÓGICA

    Muchos son los periodistas e investigadores que han analizado este caso: Jesús Sotos, Iker Jiménez, Javier García Blanco, Vicente Juan Ballester Olmos o José Antonio Caravaca... Finalmente podemos decir que, entre todos estos estudios o exposiciones sobre el caso, ha quedado claro que no tiene una explicación que la ciencia o la lógica pueda darnos.

    Poco más puedo añadir a un caso difícil de demostrar. Mi punto de vista está del lado más escéptico pues,alfinyalcabo,loqueme gusta de estos temas es estudiarlos e investigarlos. Sin embargo, mi cabeza no deja de decirme que la historia que acontece está basada en el testimonio de un joven de tan solo trece años de edad.

    He intentado indagar, pero ni Máximo que sigue vivo, ni sus hijos aceptan contar nada ni conceder entrevistas. Yo mientras tanto, sigo con mi escepticismo y sigo sin creer en que haya vida inteligente en otros planetas.

    Contenido archivado en:
    MisterioOvnisMisterios de Cuenca
    Síguenos en:

    Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

    Saber más Aceptar