Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

La pirámide de Cuenca

Desde siglos remotos se ha conocido la existencia de pirámides a lo largo y ancho de nuestra historia y nuestro planeta. Sin embargo, Cuenca puede ser la posible pionera en tener una pirámide en territorio español. Hablamos con nuestro colaborador Alberto Rodríguez, en su sección Misterios de Cuenca, acerca de estas construcciones que tantos misterios encierran.

9/5/2021 - Redacción
9/5/2021 - Redacción
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • El descubrimiento.

    Nos situamos en la localidad conquense de Cañete, concretamente en el cerro de “El Cabezuelo”. En este lugar, el conquense Manuel Abril afirma que se localiza lo que posiblemente sea la primera pirámide en España. Es en el año 2015 cuando Manuel se fija en el yacimiento situado en la cima del cerro y comienza sus excavaciones. En estas excavaciones extrajo una moneda de época íbera, una lasca de sílex, un trozo de sigillata romana (cerámica) y lo que parece ser una cuenta de un abalorio. Todo esto nos indica que son muchas las culturas que han pasado por ese cerro, por lo tanto, una gran importancia tuvo que tener.

    Manuel continuó con sus excavaciones y descubrió unas plantas o alturas escalonadas, que comenzaban en la cima del cerro y descendían hasta su falda. Según Manuel, entre escalón y escalón, hay una distancia de dos metros de ancho y entre 1,50 y 1,60 metros de profundidad. También comentaba en una entrevista al diario ABC lo siguiente: “esta elevación en el terreno no es natural sino artificial”. Según explica, “es muy raro que en mitad de un valle o una falla haya un monte y aparte los elementos geológicos encontrados están fuera de su lugar natural, es decir, que son materiales de construcción, razones por las que creo que se trataría de una pirámide”.

    La Investigación.

    Tras las indagaciones realizadas, quedó confirmado que varias habían sido las civilizaciones que por allí pasaron. También quedó constancia del yacimiento desde la época prehistórica. Por último, queda claro el patrón escalonado que desciende desde la cima. Entonces ¿qué es este yacimiento? ¿realmente es una pirámide prehistórica? Una de las posibles teorías es que sea un oppidum: un lugar elevado (una colina o meseta), cuyas defensas naturales se han visto reforzadas por la intervención del ser humano. Otra de las posibles opciones es que fuera un castro celtíbero.

    Cómo era un oppidum.
    Cómo era un oppidum.

    El arqueólogo y egiptólogo Nacho Ares acudió al yacimiento con el equipo de Cuarto Milenio. Su primer pensamiento era puro escepticismo. Posteriormente confirmaron la intervención humana. Nacho también descartó la teoría del castro celtibero debido al pequeño tamaño del cerro. Una ultima opción es que sea una construcción única y nunca vista antes.

    En el caso de que fuera una pirámide, ¿qué uso tendría? Todos tenemos claro el uso de las pirámides de Egipto: lugares de enterramiento o tumbas. Sin embargo, la cultura maya o azteca la usaba como lugar privilegiado para realizar sacrificios y rezos. Si nuestra estructura fuera una pirámide, no tendríamos muy claro hoy por hoy que función tendría en nuestro país y en su historia.

    Por el momento no sabemos a ciencia cierta lo que es. Para descubrirlo habría que realizar varias investigaciones. Un geo-radar podría darnos una visión del interior del cerro y descubrir si hay salas en su interior. Yo propongo un sistema más fácil y sencillo que nos puede dar otra pista: investigar la posición astronómica del cerro, pues todas las pirámides tienen una.

    Vista aéra de la pirámide de Cañete.
    Vista aéra de la pirámide de Cañete.
    Síguenos en:

    Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

    Saber más Aceptar