Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

Miércoles de ceniza, 40 días para un domingo sin ramos

Hoy se celebra en el ritual cristiano el conocido Miércoles de ceniza, cuyas tradiciones seguirán su curso en la provincia de Cuenca, a pesar de la pandemia, siempre respetando las medidas sanitarias vigentes. Este año la cuaresma no desembocará en una Semana Santa con procesiones, debido a su cancelación por la situación epidemiológica

Actualizado: 17/2/2021 9:42 - Redacción
Actualizado: 17/2/2021 9:42 - Redacción
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • Como es habitual en la tradición cristiana, hoy se celebra el Miércoles de ceniza, que marca el inicio de la cuaresma, lo que significa que quedan 40 días para el Domingo de Ramos. Como indica su nombre, la ceniza es una de las protagonistas en esta festividad, que simboliza el arrepentimiento y purificación. Es una tradición que los judíos ya practicaban, aunque de forma distinta, ya que se cubrían la cabeza de ceniza para llevar a cabo algún sacrificio o duelo. En Roma en el siglo VII, los penitentes se presentaban ante los presbíteros, confesaban sus culpas y, si se daba el caso, recibían un vestido de cilicio impregnado de ceniza.

    Sin embargo, la tradición de imponer la ceniza en la cabeza en la Iglesia en el inicio de los 40 días de penitencia viene del siglo XI. A partir de entonces, se empezó a marcar la frente con una cruz hecha con ceniza, al mismo tiempo que el sacerdote pronunciaba las palabras “conviértete y cree en el evangelio” y “recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás”.

    Este año, entre los cambios que ha traído la pandemia en cuanto a la liturgia, se encuentra el hecho de que, tal y como dictó el Papa Francisco, se procederá a imponer la ceniza llevando puesta el sacerdote la mascarilla, y sin pronunciar las palabras correspondientes, con el fin de evitar riesgos de contagios.

    Una de las curiosidades es que la ceniza elegida para la imposición no es una ceniza cualquiera, sino la que resulta de quemar los ramos de olivo sobrantes del Domingo de Ramos, cuyas cenizas son guardadas para imponerlas a los fieles al año siguiente.

    Aunque este año esté siendo tan atípico, esta tradición seguirá su curso en la provincia de Cuenca, ya que se impondrá la ceniza como todos los años en las parroquias. En algunas de ellas, como es el caso de San Esteban, no habrá misa, pero el acto de la imposición irá presidido de una Liturgia de la palabra. Asimismo, el Obispo de la Diócesis de Cuenca oficiará la tradicional misa del Miércoles de ceniza organizada por la Junta de Cofradías de Cuenca en el Convento de las Concepcionistas en la Puerta de Valencia a las 20:30.

    Contenido archivado en:
    EfeméridesMiércoles de CenizaCuaresma
    Síguenos en:

    Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

    Saber más Aceptar