Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

Mujer y niña en la ciencia, una realidad cada vez más tangible

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Las mujeres seguimos estando alejadas a un segundo plano en lo que a la ciencia se refiere, por lo que en el día de hoy se busca promover la ruptura de las barreras de género en el ámbito científico para logar la igualdad entre hombres y mujeres.

Actualizado: 11/2/2021 14:15 - María Martínez
Actualizado: 11/2/2021 14:15 - María Martínez
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • El Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia se celebra cada año el día 11 de febrero, fecha escogida por la Asamblea Nacional de las Naciones Unidas, para fomentar la participación y facilitar el acceso de manera equitativa a la ciencia tanto para las mujeres como para las niñas de todo el mundo. La ONU y la UNESCO buscan con esta conmemoración recordar a niñas y mujeres que desempeñan un papel imprescindible tanto en la ciencia como en la tecnología y que, si así lo desean, deben tomar un papel activo en estas disciplinas y aportar su gran valía a los retos a los que nos enfrentamos como sociedad en estas dos materias.

    Esta celebración surge de la reivindicación del empoderamiento de las mujeres y las niñas para lograr una igualdad real entre ambos sexos, en todos los ámbitos, pero muy especialmente en el de la ciencia, en el que, históricamente, la mujer se ha visto apartada en favor del sexo opuesto. Esto es evidente si realizamos el ejercicio de pensar en mujeres referentes en el ámbito de la ciencia. Lo más probable es que aparezca el nombre de Marie Curie. Quizá si nos detenemos unos minutos nos vengan a la mente otros nombres como Ada Lovelace o Rosalind Franklin. Desde luego, son menos de los que podríamos decir si nos preguntan por grandes científicos de la historia mundial.

    Es evidente que uno de los motivos por los que las niñas escogen ramas profesionales alejadas de la ciencia es la falta de referentes femeninos en este ámbito. La solución a esto pasa por la educación, tanto en términos escolares como de las enseñanzas que recibimos en casa. Debido a esto ha surgido la Iniciativa 11 de Febrero, una página web que invita a docentes a ofrecer charlas centradas en el papel de la mujer en la ciencia en sus centros educativos, y que anima a mujeres científicas a exponer su conocimiento y experiencia en talleres educativos, en cada uno de los centros interesados, con el objetivo de inculcar la igualdad de género en el ámbito científico desde las edades más tempranas.

    Pero como no toda la educación de los más pequeños se recibe en el colegio, sino que lo que ven y les es inculcado en casa es determinante para asimilación de lo que aprenden, en esta web también podemos encontrar diferentes libros y películas, en las que la protagonista es una mujer científica, materiales para colorear o ilustraciones de esta materia a disponibilidad de todos los hogares con acceso a Internet.

    Viñeta extraída de la web 11 de febrero
    Viñeta extraída de la web 11 de febrero

    Este tipo de acciones van dirigidas a que todas las niñas y mujeres se sientan acogidas y apoyadas en estudios y profesiones relacionadas con la ciencia. Según datos de la UNESCO, únicamente el 28% de los investigadores científicos son mujeres, a pesar de que las capacidades científicas de hombres y mujeres son iguales. A lo largo de los años, las mujeres científicas de todo el mundo han luchado para hacerse un hueco en un sector históricamente masculino.

    Hoy reivindicamos figuras como las de Lise Meitner, física austriaca, que fue la responsable de los estudios sobre fusión nuclear, a pesar de que en su época las mujeres tenían prohibido pisar un laboratorio. Mary Anning, paleontóloga, descubrió las primeras especies extinguidas en el Jurásico, a pesar de ello, nunca fue admitida en la Sociedad Geológica de Londres y durante años se apropiaron de sus descubrimientos o Margarita Salas, científica española, cuyas investigaciones han permitido a los oncólogos estudiar con mayor facilidad las células que podrían dar lugar a los tumores.

    Necesitamos reivindicar, en una fecha tan señalada como esta, la necesidad de apoyar a mujeres y niñas, en su día a día, en la consecución de todo aquello que se propongan, sobre todo cuando se han visto coartadas por razones de género, como es el caso de la ciencia. No es suficiente con ser conscientes hoy, las mujeres están sobre representadas en ámbitos como las ciencias de la salud y los cuidados sanitarios, pero los datos bajan si hablamos de tecnología o ingenierías, cuyos estudiantes, a día de hoy, siguen siendo mayoritariamente hombres. Desde hoy podemos tomar cartas en el asunto y no cortar las alas de los sueños y aspiraciones de las niñas que quieran dedicarse al ámbito científico, e intentar que no renuncien a sus ilusiones por prejuicios y tradiciones con reminiscencias machistas.

    Síguenos en:

    Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

    Saber más Aceptar