Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

La cetrería, el tesoro de Cuenca por descubrir

Exhibiciones de cetrería, del vuelo de las aves, cursos sobre la naturaleza que asombran a los más pequeños y mucho más, es un proyecto de Pedro Saiz y Mónica Rodríguez que paralizaron por la pandemia, pero ambos esperan retomarlo pronto, cuando no haya riesgo sanitario.

13/11/2021 - Lucía Torres
13/11/2021 - Lucía Torres
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • Pedro Saiz y Mónica Rodríguez emprendieron un negocio que se vio paralizado por la pandemia, ahora tienen la esperanza de retomarlo en 2021, cuando no exista riesgo sanitario. Pedro Saiz, cetrero y amante de las aves desde su infancia, explica que la cetrería es “el arte de cazar con aves de presa como águilas, halcones y gavilanes”. Cuenta que las exhibiciones son “algo maravilloso para que la gente lo vea” y resalta su importancia al describirlo como arte milenario.

    El amor por las aves lo lleva en los genes: “Mi abuelo me inculcó todo el tema de los pájaros y yo creo que desde que nací estoy con ellos”. Pero también afirma entre risas que fue culpa de Félix Rodríguez de la Fuente, el naturalista y exitoso divulgador a través de la radio y la televisión: “Tenía ocho años y veía sus documentales, los halcones, la altanería y, bueno, me volví loco. Desde entonces, siendo muy pequeño he tenido pájaros, aunque no supiera practicar la cetrería”.

    De esta forma, también ha volado en lo más alto del ámbito deportivo: “Somos seis veces campeones de España y dos veces subcampeones del mundo en las categorías de Sky Trial y Altanería, que son dos modalidades diferentes, una se hace con perro y la otra sin perro”, cuenta Pedro Saiz.

    Mónica Rodríguez, la representante del proyecto, comenta: “Tenemos en mente hacer exhibiciones y aparte hacer cursos para los niños pequeños de la iniciación a la naturaleza, sobre todo de cetrería”. La pandemia interrumpió su negocio y lo paralizaron, pero Mónica asegura que cuando no haya riesgos sanitarios y, por tanto, tampoco restricciones, se pondrán en marcha de nuevo.

    Antes, las exhibiciones las hacían de forma puntual, pero a raíz del aumento de peticiones “pensamos en ampliar y hacer cursos”, cuenta Mónica Rodríguez. Además, ya han estado en mercados medievales como el de Gascueña, en fiestas de muchos pueblos y en colegios, aunque Mónica afirma que llevan casi todo el año sin trabajar debido al Covid-19.

    Ambos tienen ganas de volver y lanzar su proyecto: “Nos vamos a centrar más en Cuenca y si quieren se pueden acercar a nuestras instalaciones en Valdemoro del Rey, pero es nacional”, comenta Mónica y añade que las exhibiciones pueden hacerlas en cualquier parte.

    No solo por su negocio, tanto Mónica como Pedro recuerdan con mucha ilusión el asombro de los niños que han visto sus exhibiciones: “Les encanta y me acuerdo del colegio Santa María, en el que había un niño que era súper inteligente y que tenía un amigo de su padre que era cetrero, por lo visto le gustaba y me dejó muy sorprendida. Ningún adulto en las exhibiciones que hemos hecho nos había preguntado tanto y se había cuestionado lo que el niño nos preguntó”, relata Mónica.

    Además, Pedro Saiz cuenta cómo los niños de su pueblo van a ver los pájaros, se hacen fotos y añade: “No paran de preguntar, pero unas preguntas lógicas que ni los adultos cuestionan”. Los dos desean volver a ponerse en marcha y disfrutar de las exhibiciones tanto como los niños, además de visibilizar el arte de la cetrería y mantener vivo este especial patrimonio de Cuenca.

      PUBLICIDAD
    • UCLM
    • Conquense Seguridad
    • Gasoleos Marin
    Síguenos en: