Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia

La Navidad da una tregua y devuelve la alegría al comercio local de Cuenca

En estas últimas semanas del año, son muchos los negocios que quieren despedir el 2020 con el optimismo y la confianza que se merecen. Hemos hablado con trabajadoras de los sectores de la moda, el calzado, la estética y la cosmética para que nos cuenten cuál es la situación del comercio local en la actualidad.

16/12/2020 - Cynthia Álvarez
16/12/2020 - Cynthia Álvarez
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • Una de las estampas más características de la Navidad son las calles repletas de gente, los establecimientos y comercios a rebosar de personas en busca de ese regalo de última hora, de ese tique lleno de ilusión, sonrisas y felicidad. Este año, irremediablemente la postal será distinta, pero vuelve a estar cargada de lucha y futuro.

    Sandra Canales trabaja en Mango. Nos habla, desde su experiencia particular como dependienta en una ciudad pequeña, del daño y las pérdidas que provoca la venta online para las tiendas físicas, especialmente notorios en este año tan singular. No obstante, Sandra reconoce que el impacto negativo de las compras por Internet frente al comercio de calle se ve compensado por el aumento del consumo en la ciudad, producido por las restricciones de movilidad impuestas en el país.

    Desde la reapertura de las tiendas tras el confinamiento hasta el mes de octubre, Mango registró unas cifras de venta favorables. En comparación con otras ciudades como Madrid, Toledo o Albacete, algunas de las cuales están vendiendo un 45 % menos que en el 2019, hasta el mes de octubre la sede de Mango en la capital conquense mantenía el porcentaje de pérdidas entre el 15 % y el 16 %. Con la llegada del otoño y la segunda ola, el comercio volvió a sufrir los daños colaterales de la pandemia.

    La moda de confort, estrella del año 2020

    La gran estrella del 2020 ha sido la moda de confort para estar en casa. Entre la oferta lanzada por Mango para adaptarse a la nueva situación, destaca la ropa dirigida a los teletrabajadores, que han representado un amplio porcentaje del panorama laboral del país en el último año. El récord de ventas de la compañía ha sido el de la sección de sweet home, destinada al ambiente doméstico en el que tantos días hemos tenido que vivir en este último año.

    Algunas de las medidas sanitarias de prevención llevadas a cabo por Mango son la desinfección de todas la ropa que se prueban los clientes y la limitación de cuatro prendas por persona en los probadores, aunque dependiendo del caso en concreto se pueden hacer excepciones.

    Sandra valora la solidaridad y empatía mostrada por gran parte de la ciudadanía, que visitan la tienda y resaltan su preferencia de comprar físicamente frente al ecosistema digital, apoyando así al comercio local de su ciudad y contribuyendo en su revitalización.

    "Las Navidades serán diferentes, pero no nos podemos quejar”

    Elisa Cañamares es la regente de Calzados Cañamares, un pequeño comercio de la capital conquense. Su tienda también está sufriendo los estragos de la pandemia, pero gracias al proyecto Mujeres que mueven Cuenca los conquenses se están animando a comprar. La campaña otorga una papeleta por cada 10 € de compra, que contiene descuentos acumulables y regalos directos en los comercios participantes. “Las Navidades serán diferentes, pero no nos podemos quejar”, reconoce Elisa.

    “El problema es Internet”. Elisa sigue considerando la compra online como una de las grandes amenazas de las tiendas físicas. Con el cierre perimetral, pese a las restricciones y prohibiciones de movilidad, son muchas las personas que siguen apostando por la compra online, especialmente en estas circunstancias de inseguridad y desconfianza.

    Aun así, Elisa cuenta cómo esta situación ha hecho posible que los consumidores valoren mucho más el comercio local, y decidan en muchas ocasiones anteponerlo a la compra online.

    El mejor regalo es invertir en uno mismo”

    Verónica Page, gerente del centro de estética Kirei, recuerda cómo durante los meses de verano, tras la llegada de la nueva normalidad, las ventas se mantuvieron en la línea del año anterior, debido en gran parte a la confianza y seguridad ofrecida a los clientes, que recibían su servicio con todas las medidas sanitarias de prevención correspondientes. La segunda ola trajo de vuelta el miedo y la desconfianza, que parecen verse resarcidas con la llegada de la Navidad y las noticias favorables con respecto a la pandemia.

    En estas fechas tan señaladas, los tratamientos de belleza o las cremas son algunos de los regalos más demandados. A la espera de los días más importantes de la Navidad, la Nochebuena y la Nochevieja, en Kirei están siendo testigos del descenso de las ventas comparadas con las del año 2019.

    Verónica recuerda a muchas de las clientas que no están pudiendo visitar su centro debido a los cierres perimetrales establecidos en las distintas comunidades autónomas. Conquenses que por diversos motivos residen en otras ciudades, pero que cuando vuelven a Cuenca acuden a Kirei para recibir sus tratamientos de belleza.

    Kirei, como Calzados Cañamares, también forma parte de la campaña del movimiento de Mujeres que mueven Cuenca, creado por emprendedoras de la ciudad.

    Verónica cuenta cómo muchas de las clientas aprovechan el dinero que no han podido gastarse en otros propósitos a lo largo del 2020 para invertirlo en el cuidado y la salud de su cuerpo. En la actualidad, Kirei está realizando muchos tratamientos en maderoterapia, un masaje que habitualmente no recibe la alta cantidad de demanda que está teniendo durante estos días. El lifting de pestañas es otro de los grandes reclamos de la temporada. Debido al uso de las mascarillas, los ojos son la única parte de la cara que sigue quedando al descubierto, lo que explica el interés por potenciar la mirada y el aumento de las ventas de estos tratamientos. “El mejor regalo es invertir en uno mismo”, declara Verónica.

    El sector de la cosmética también ha sido testigo de los cambios en la demanda producidos durante el último año en nuestro país. La venta de labiales y maquillaje ha caído en picado, mientras que la venta de máscaras de pestañas, lápices de ojos y sombras ha aumentado con notoriedad. También se ha percibido una tendencia a la baja en la venta de cosmética selectiva.

    La venta de máscaras de pestañas, lápices de ojos y sombras ha aumentado con notoriedad

    Se sigue comprando, pero en menor medida que en años anteriores. Las mascarillas, el confinamiento y las distintas restricciones que han obligado a pasar un mayor tiempo en los hogares son la principal causa del descenso en la venta de maquillaje, mientras que la cosmética sigue vendiéndose con normalidad debido a que las mascarillas están aumentando la necesidad de cuidado facial. Son muchas las personas que acuden a las tiendas de perfumería y cosmética en busca de cremas, leches limpiadoras, tónicos y tratamientos para aliviar la aparición de acné, granos, eczemas...

    Los perfumes son otros de los productos que continúan vendiéndose con normalidad.

    Días después del Black Friday, algunas clientas visitaban las tiendas de perfumería y cosmética alegando que no lo habían hecho durante esos días por el miedo a las aglomeraciones. La restricción del aforo, en un fin de semana en el que la ciudad amaneció con fuertes lluvias, también hizo que muchas personas se mostraran reacias a esperar en la calle la llegada de su turno.

    Las ofertas, los descuentos y las promociones siguen siendo claves para garantizar el mantenimiento de las ventas. Negocios que sueñan con volver a los días vividos con anterioridad, sin medidas de seguridad ni controles de aforo o limitaciones de ningún tipo. Mientras tanto, las pinceladas de esta nueva realidad nos dibujan un paisaje esperanzador al que muy pronto, entre todos, daremos vida.

      PUBLICIDAD
    • UCLM
    • Conquense Seguridad
    • Gasoleos Marin
    Síguenos en: