Síguenos:
Edición digital

Imagen principal de la noticia
Fotos Life!Cuenca y JdC Cuenca.
Fotos Life!Cuenca y JdC Cuenca.

Sánchez Albendea: "Nuestro deseo es que Cuenca tenga una Semana Santa normal"

Dentro de tres meses comenzará, si la pandemia lo permite, la celebración de la Semana Santa en Cuenca después de dos largos años de espera. Desde Life!Cuenca hablamos con Jorge Sánchez Albendea, presidente de la Junta de Cofradías, para que nos cuente cómo están siendo los trabajos previos. Entre las novedades, el 4 de febrero se presentará el cartel en un emotivo y sentido acto en el Auditorio.

Actualizado: 13/1/2022 17:51 - Redacción
Actualizado: 13/1/2022 17:51 - Redacción
  • PUBLICIDAD Netvoluciona
  • Dos años lleva Cuenca sin ver desfilar por sus estrechas calles los pasos de Semana Santa, sin observar túnicas ni tulipas, sin escuchar los acordes de las bandas música, sin oír el ruido de las horquillas, tambores y clarines, sin respirar ese sentimiento que solo se vive en la semana grande Cuenca. Dos años que esperemos que se quede en eso, dos años, y que este 2022 los conquenses podamos volver a vivir con profundidad y devoción la Semana Santa.

    Con todas las esperanzas depositadas en que la pandemia se relaje y que lleguemos al mes de abril con una situación sanitaria favorable, desde Life!Cuenca hablamos con Jorge Sánchez Albendea, presidente de la Junta de Cofradías de la Semana Santa de Cuenca, para que nos explique cómo están trabajando ens su preparación y cómo afrontan esta incertidumbre.

    Este lunes veíamos como se suspendía la procesión de San Antón, ¿temén por la celebración de la Semana Santa de este 2022?

    Lo cierto es que a día de hoy puede ocurrir cualquier cosa, pero nuestra obligación es preparar la Semana Santa para que sea como siempre ha sido. Y en eso estamos, trabajando con antelación, contratando bandas, haciendo las publicaciones, cerrando el presupuesto, liquidando el ejercicio anterior,... todo aquello que conlleva la organización interna.

    Insisto en que nuestra obligación es tenerlo todo programado y organizado, y si el día de mañana hay alguna restricción, pues la acataremos, claro que sí.

    Entonces, ¿esperamos una Semana Santa como siempre las hemos conocido o habrá, en cuanto a la organización, alguna limitación complementaria además de las normas sanitarias establecidas?

    Nuestro deseo es que Cuenca tenga una Semana Santa normal y en eso estamos trabajando, en tener todo preparado, no podemos estar de brazos cruzados. De momento no tenemos nada contemplado.

    ¿No hay un protocolo de actuación por si fuera necesario aplicarlo en caso de que llegado el momento empeore la situación, como ha sucedido esta Navidad?

    Nosotros preparamos la Semana Santa con el deseo de que se celebre como siempre. Si en esas fechas hay alguna restricción que debamos aplicar, la aplicaremos. Si se tuviera que suspender, se suspenderá. Siempre nos adaptaremos con toda la prudencia a lo que marquen las autoridades sanitarias.

    De todas formas, por ejemplo, lo que ha pasado estas Navidades ha sido inesperado, pero aún así ha seguido habiendo fiestas, encuentros, eventos culturares y deportivos con mucha gente, etc.

    ¿Que puede llegar el caso de hacer todo este trabajo y que al final se suspenda? Pues sí, pero esperemos que así no sea.

    El Domingo de Ramos o la procesión Camino del Calvario quizá sean las que más quebraderos de cabeza pueda ocasionar por la gran cantidad de personas que se aglomeran, sobre todo en la Plaza Mayor. ¿Cómo se lo plantean?

    Por un lado está el tema organizativo, que es lo que nosotros hacemos: preparar la celebración de la Semana Santa; y por otro, la posible acumulación de gente viendo las procesiones, que es un tema de orden público. Habría que conjugarlo y ver de qué forma y de qué manera. Pero insisto en que todos los fines de semana hay estadios con 40.000 ó 50.000 personas, por ejemplo.

    De todas formas, hay que obrar con prudencia, ir valorando la situación que ahora es una y en unas horas puede ser otra totalmente distinta, e ir adaptándonos con normalidad.

    Además este año hay más ganas que nunca... ¿perciben este sentimiento?

    Por supuesto. Voy por la calle y todo el mundo te dice, “es año sí, ¿verdad, Jorge? Este año salimos”. Después de dos años de espera, esta Semana Santa va a ser muy especial.

    El cartelista, Enrique Martínez Gil, y el pregonero, Antonio Pelayo, siguen esperando con ganas también este momento. ¿Habrá novedades esta Semana Santa?

    Es cierto que ambos siguen esperando el momento, el cartel lleva más de un año guardado en cajón esperando ver la luz. Pero todo llegará el próximo 4 de febrero, con el acto de la presentación del cartel de la Semana Santa de 2022.

    Siendo previsores, lo hemos organizado en el Auditorio de Cuenca, por un lado pensando en las ganas que hay este año, que habrá más gente que quiera asistir que en otras ocasiones; y por otro, teniendo en cuenta la situación sanitaria, ya que es un espacio mucho más grande por si hubiera alguna restricción.

    Marcha en recuerdo a las víctimas del covid

    Estamos preparando el acto con mucha ilusión porque va a ser el primer acto después de tanto tiempo, un evento con una carga emotiva muy fuerte, nos acompañará Antonio Pelayo otra vez, que vendrá desde Italia para estar con nosotros. Además presentaremos el vídeo promocional de la Semana Santa 2022 y estrenaremos la marcha compuesta por José Mencías, miembro de la Banda de Música de Cuenca, que ha dedicado a todas las personas que se nos han ido en lo que llevamos de pandemia. Y además habrá alguna sorpresa más que estamos preparando.

    --

    Desde luego, un trabajo repleto de ilusión y de esperanza el que está desarrollando la Junta de Cofradías para que que, si la pandemia lo permite, Cuenca vuelva a vivir su semana grande con la devoción que nos caracteriza.

      PUBLICIDAD
    • UCLM
    • Conquense Seguridad
    • Gasoleos Marin
    Síguenos en: